lunes, 24 de diciembre de 2012

Artículo de Navidad


Como cada mañana he abierto el ordenador con la intención de contaros alguna de las rutas que he tenido el gran privilegio de llevar a cabo pero hoy mis pensamientos me han llevado por otro camino y se han acabado convirtiendo en palabras que anoche ni siquiera pensaba que iba a escribir. Todo se contagia y tras ver en estos últimos días algunos de ellos he decidido hacer el mio propio, he decidido hacer mi propio "artículo de navidad".

Es cierto, no tenía intención alguna de hacerlo pero aquí me encuentro, frente a una pantalla en blanco con la intención de mostrar una parte de mi a la que no estáis acostumbrados. Puede que lo haga porque alguno de vosotros, los que me seguís desde hace poco o mucho tiempo, estéis esperando que lo escriba. Si es así es razón suficiente para hacerlo y este artículo entonces no carecerá de sentido.

Recuerdo que hace muchos años, sin entender demasiado bien el sentido de la navidad, me encantaba abrir cajas repletas de adornos navideños y ayudar a mi madre a montar el árbol, ese que unos días después estaría lleno de regalos para todos. Puede ser por la edad, porque uno acaba volando fuera del nido o porque hasta la fecha no he formado una familia con descendencia a quien transmitirle esos recuerdos de la infancia que la navidad se ha ido esfumando de mi mente quedando únicamente como un momento del año en que tienes la oportunidad de juntarte con la gente que te importa de verdad. 

No son buenos tiempos para celebraciones, al menos no para todos y no lo digo solamente porque nuestro mundo esté pasando por la peor de las crisis que ha existido nunca. Ya sabemos los problemas que ha habido desde siempre pero ahora no hace falta mirar a países desfavorecidos. La navidad trae consigo el frío invernal y aunque hasta la fecha nos está dando un pequeño respiro va a haber mucha gente que se va a enfrentar a situaciones en las que jamás hubieran esperado verse.

No me considero una persona especial pero la gente a la que le gusta viajar y hemos hecho de ello una forma de expresión puede que tengamos una visión muy particular de las cosas. No digo ni mejor ni peor pero al menos a mi me abrió los ojos hace ya mucho tiempo a medida que me iba encontrando en el camino diferentes situaciones, de esas que aunque salen en los telediarios no comprendes hasta que no las ves por ti mismo.

Mas allá de las fronteras mi recuerdo hoy es para todas aquellas personas que no van a tener un lugar donde refugiarse, aquellos que no van a tener la posibilidad de reunirse con los suyos, aquellos que no han visto nunca los colores de la navidad y aquellos que nunca la verán. 

No es mi intención que algunos os sintáis mal con este artículo, no es mi propósito, pero afortunadamente cuento con un medio público para expresarme y si algo seguimos teniendo todavía es la libre expresión, por ello hago uso de ella para desearle lo mejor en estas fechas a todas esas personas que sufren hoy y aquellas que lo llevan haciendo desde que nacieron.

Puede que ahora seamos un poco mas sensibles y no pensemos que el hambre es un mal que afecta solo a lugares como Africa. Vemos que a todos nos está tocando mas de cerca, incluso en nuestras ciudades tenemos a algún amigo o familiar que atraviesa momentos muy delicados. 

Aún así la gente lucha con esfuerzo para poder compartir año a año con los suyos momentos como la navidad. Es justo que el que pueda hacerlo disfrute de estas fiestas y se acuerde de sus seres queridos pero también me ha parecido oportuno mantener vivo el recuerdo por los que no pueden hacerlo. Aunque no lo creamos no estamos tan lejos de ellos.

Si tengo que transmitir algún deseo en estos días les diría a los que han caído que mantengan la esperanza porque siempre hay gente dispuesta a ayudar, a los que quieren ayudar que se les brinden los medios para poder hacerlo y a los que están arriba, aquellos que nos gobiernan y son los que tienen los medios, que por favor tengan la voluntad necesaria y sincera de ayudar a aquellos que ya no les queda nada.

También quiero felicitar a aquellos compañeros viajeros que en estos días han decidido conocer otras formas de pasar las navidades. Ya sea en las calles de Nueva York, en las playas de Tailandia, en el desierto de Marruecos o en las nevadas tierras del norte de Europa.

Deseando que todos tengáis unas muy  felices fiestas os dejo un simpático vídeo ideado por los amigos de Desmarkt con los que he tenido la oportunidad de colaborar. Una pequeña y simpática aportación con la que termino este artículo y con el que os digo en mayúsculas... FELIZ NAVIDAD


6 comentarios :

  1. Una muy buena reflexión, Miguel! Aunque quizás sea para muchos "el post que toca", se nota que te ha salido del alma... Todos conocemos a gente que ahora más que nunca lo está pasando mal (gente que se ha quedado sin trabajo, jóvenes sin futuro aparente, deshaucios, hambre... ) y por ellos hay que aguantar el tipo y luchar, más allá de las fronteras.

    Una vez más, mil gracias por hacerme pensar y otras mil por participar en nuestro video de Navidad ;)

    Un abrazo enorme... y al 2013 le pido que nuestros caminos se vuelvan a cruzar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Patricia, gracias por invitarme a participar en el vídeo y un placer comprobar que los viajeros tenemos otra forma muy distinta de ver las cosas.

      Un saludo y felices fiestas!!

      Eliminar
  2. Feliz Navidad para ti también. Debes de saber que tu reflexión es especial e importante... Para que el mundo cambie debemos ser como hormiguitas sumando uno a uno nuestros esfuerzos. Y que mejor momento y lugar que el "ahora" Me sumo a tus buenos deseos de esperanza, voluntad y ayuda. Particularmente pido al 2013 no olvidar nunca estas palabras y ponerlas en practica.
    Que pases una buena noche junto aquellas personas especiales de tu vida. Un super abrazo. Kat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kat,

      Felices fiestas para ti y los tuyos!!

      Eliminar
  3. Ya hace muchísimos años que me entristezco en Navidad. Mi corazón y mi pensamiento están al lado de los excluídos, de los que no tienen ni un mendrugo de pan que llevarse a la boca o de esos miles de niños a los que no visitará Papá Noël.

    Precioso texto, al que me sumo.

    Te mando un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy mas que nunca necesitamos disponer de creatividad. El mundo como lo conocemos debe cambiar y las buenas ideas harán que vayamos hacia delante.

      Que tengas unas felices fiestas Mercè!!

      Eliminar

Trabaja con nosotros