jueves, 12 de septiembre de 2013

Consejos para ahorrar espacio en tu equipaje

Qué-llevar-en-la-mochila-maleta


¿Es posible viajar durante más de un mes con una mochila y no echar en falta nada de lo que dejamos en casa?. Evidentemente cada persona es un mundo y no todos hacemos nuestra maleta o mochila de la misma manera pero si!!... aquí me tenéis, en la foto de arriba, con una pequeña mochila recorriendo el Sudeste Asiático. Sin ánimo de dar ninguna clase magistral de lo que debes llevar voy a tratar de darte algunos consejos para ahorrar espacio en tu equipaje.

No todos los viajes son iguales y no siempre tenemos que exprimirnos la cabeza al máximo para intentar llevar lo justo y necesario pero lo que si es cierto es que todos, en alguna que otra ocasión, hemos llevado ropa que ni siquiera nos hemos puesto y ha vuelto a casa tal y como la habíamos metido en la maleta o mochila.

Para poder plantearse llevar con nosotros una reducida cantidad de equipaje deberemos tener en cuenta ciertos servicios que ofrecen hasta los hostales más discretos de Asia y que son el servicio de lavandería, planchado, etc. Teniendo en cuenta esta opción y tomándolo como rutina podemos plantearnos reducir la cantidad de ropa que vamos a llevar en un viaje. Suelen ser servicios muy eficientes, si entregas aquellas prendas que necesites lavar por la tarde o noche a la mañana siguiente la tendrás lista para usar. Esta opción es muy barata sobre todo en Asia pero si prefieres ahorrarte ese dinero no hay nada como un lavabo o una ducha para poner todo a punto.



VIAJAR EN TREN O VEHÍCULO PROPIO

Normalmente este tipo de viajes, al menos en mi caso, suelo hacerlos en el interior del país. Suelen ser viajes donde me establezco en un lugar fijo y a partir de ahí me voy moviendo a otros lugares. Cuando viajo en tren y llego al destino suelo alquilar bicicleta, coche, moto (si la economía lo permite) y con vehículo propio la cosa es bastante más sencilla para moverse.

En este caso hay pocos consejos que dar puesto que el coche será el encargado de transportar lo que necesitemos y normalmente no hay necesidad de llevar de un lado para otro constantemente el equipaje.

La cosa cambia bastante si la intención es llegar a un destino y echar a andar durante días como puede ser algún tipo de ruta como el Camino de Santiago, etc. En este caso sí tendremos que mirar muy bien que es lo que llevamos pues esto puede ser determinante a la hora de concluir nuestra ruta con éxito.


Qué-llevar-en-la-mochila-maleta
Tanto si haces una ruta invernal como en verano uno de tus mayores hándicaps va a ser el saco de dormir. Es un material que suele tener bastante volumen pero la suerte es que muchas mochilas permiten acoplarlo en la parte exterior de la misma. Puede que el peso sea el factor a tener en cuenta y por ello es importante adquirir un producto de calidad ya que existen materiales hoy día muy ligeros que te harán llevar las noches frías mucho mejor.





Por el material que hay que llevar en este tipo de viajes suelo usar una mochila algo superior a la de la foto de cabecera aunque en ningún caso sus dimensiones sobrepasan la longitud que va desde mis hombros hasta mi cadera. Es una norma que me marco ya que cuanto más grande más la llenas inconscientemente y acabas llevando más peso del que puedes soportar.


VIAJAR EN AVIÓN


Qué-llevar-en-la-mochila-maleta
En mi caso me condiciona mucho el hecho de viajar en avión, soy de los que no les gusta facturar ya que he sufrido extravíos y desperfectos en más de una ocasión. Por ello en este tipo de viajes es donde más ajusto la mochila con el fin de poder llevarla conmigo en cabina.





Otra de las razones por las que no facturo es por la comodidad de no tener que hacer colas, gracias a la posibilidad que ofrecen las compañías aéreas de hacer el check-in online de forma gratuita. Esto te permite ir directamente a la zona de embarque sin tener que estar horas antes en el aeropuerto, tan solo antes de la hora de cierre que indica en los billetes.

Muchos de mis viajes exigen cambiar constantemente de lugar, no más de 3 o 4 días en una misma zona obliga a ir permanentemente con la mochila a cuestas. Reducir el peso en estas circunstancias es algo fundamental.

Se que estaréis pensando ¿... cómo hacer para que quepa toda en una mochila pequeña? Todo tiene su explicación. Da igual que vayas a la montaña o al mar, a un lugar frío o a un lugar cálido. Vamos a ver que es lo que podemos hacer para llevar lo necesario en dos ambientes totalmente diferentes:


LUGARES FRÍOS

Si vamos a un lugar frío donde la ropa de abrigo va a ser fundamental, siempre que no hablemos de lugares de alta montaña y expediciones muy técnicas estas son mis recomendaciones:

- Una cazadora o parca para las rutas será inevitable llevar pero es algo que en principio no tiene porqué ir dentro del equipaje ya que puedes llevarlo puesto o en la mano.

- No es lo mismo hacer un trekking de varios días en una zona de montaña en pleno invierno que visitar Laponia en navidad. El calzado va a ser fundamental en ambos casos solo que en el primero necesitaremos una zapatilla o bota cerrada para caminar cientos de kilómetros y en el segundo necesitaremos una bota simplemente para evitar el frío. En cualquiera de los dos casos nos ocurre lo mismo, podremos llevarlo puesto durante el viaje ya que es un material que ocupa muchísimo en nuestro equipaje.


Qué-llevar-en-la-mochila-maleta
- Sustituiremos los jerseys y ropa de gran volumen por polares que pesan muy poco acompañados de camisetas y pantalones interiores térmicos que ocupan un espacio muy reducido.





Por tanto el material fundamental que suelo llevar en este tipo de viajes dentro de la mochila es el siguiente:

- Saco de dormir.
- Chubasquero ligero para los días de lluvia.
- Ropa interior térmica en invierno que me evita tener que cargar con ropa de abrigo pesada.
- Dos/tres camisetas. (una de manga larga)
- Pantalón corto y largo impermeable.
- Aseo personal y complementos. (toalla ligera de neopreno, etc.)
- Inevitablemente por el blog el ordenador y la cámara también me acompañan en todas estas rutas. Este es mi gran hándicap.

Comprobamos de esta manera que la gran mayoría del material específico más pesado podemos llevarlo puesto o no nos va a dar quebraderos de cabeza dejando espacio en la mochila para otro tipo de prendas, material o complementos que necesitemos llevar con nosotros.

El último viaje donde necesité llevar un material parecido debido a las circunstancias del viaje fue una fantástica ruta por Noruega llamada "Camino de Nidaros", una ruta que recomiendo por sus extraordinarios paisajes.


LUGARES CÁLIDOS

En el caso de viajar a lugares cálidos la cosa cambia de forma radical pero ¡cuidado! no hay que confiarse. En estos casos me veréis con una mochila parecida a la de la fotografía recorriendo increíbles destinos como Tailandia, un país fascinante del que no me canso por muchas veces que vaya, pero... ¿queréis saber que es lo que hay dentro? A parte de lo que llevo puesto llevo conmigo:

- Ordenador (cargador)
- Cámara fotográfica (cargador, baterías)
- 2/3 camisetas
- Pantalón largo y bañador.
- zapatillas (cerradas por si hay que andar por lugares complicados)
- Aseo personal.
- Toalla (neopreno muy pequeña y práctica)

Es cierto que al no llevar ropa de abrigo podemos pensar que tendremos menos problemas pero ¿es así realmente?. Puede que si, depende mucho de la ropa que lleves contigo por eso yo te aconsejo lo siguiente:


Qué-llevar-en-la-mochila-maleta
- Evita pantalones vaqueros, sustitúyelos por otros mucho más ligeros como los fabricados en lino, algodón, etc.. Esto se puede aplicar perfectamente a camisas de manga larga o corta y notarás cómo aligeras el peso de manera sustancial.








Qué-llevar-en-la-mochila-maleta
- Si vas a llevar la mochila a cuestas y además llevas, como yo, la cámara de fotos colgada a todas horas lo último que quieres es tener que llevar un bolso auxiliar colgado de tu cuello. Mi recomendación para los casos en los que tengas que caminar haciendo fotos al tiempo que cargas con el equipaje es un pantalón corto multibolsillos.



Suelen llevar, además de los habituales, alrededor de 4 o 6 bolsillos complementarios donde podrás meter baterías para la cámara, gafas o lentillas, tabaco (si fumas), chicles, etc. en general todo aquello que llevarías en un bolso y que en esta ocasión resulta molesto llevar colgado.

 Ahora ya sabes algo más sobre mi forma de viajar, como dije en un principio no es mi intención darte una clase ni crear ninguna norma sobre lo que hay que llevar en un viaje pero, al menos espero que con estos consejos para ahorrar espacio en tu equipaje haya podido servirte de ejemplo para dar ese paso que nos cuesta tanto y que es viajar con la mitad de lo que pensabas en un principio. En muchas ocasiones va a ser más efectivo y determinante prestarle atención a la calidad y efectividad de lo que lleves contigo que a la cantidad. ¿Dispuesto a hacer tu equipaje?. Un saludo viajeros!!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros