martes, 12 de noviembre de 2013

Viajes, anécdotas y decisiones equivocadas

Viajes-anécdotas-decisiones-equivocadas


Vivimos en un mundo imperfecto, fundamentalmente porque los humanos nos encargamos insistentemente en que así sea, cometemos errores diariamente y en muchos de ellos seguimos cayendo una y otra vez. En mis viajes no ha sido diferente, he tomado decisiones equivocadas que, con el tiempo, se han convertido en simples anécdotas para contar aunque otras me han provocado pesadillas que a día de hoy se siguen repitiendo.

Los que habéis viajado encontraréis en este artículo situaciones que os sonarán bastante y con las que seguro que os sentís identificados, situaciones que con el tiempo no tienen la menor importancia pero encontraréis otras que forman parte de mi galería personal de actos inconscientes en los que he podido comprobar que la naturaleza es impredecible, situaciones que no podemos dominar y en las que el factor suerte ha jugado un papel muy importante para que hoy pueda seguir escribiendo en este blog. 

Dicen que no hay que guardarse las malas experiencias, que hay que compartirlas para liberarse de ellas, por eso hoy abro mi baúl de los errores  para que, tanto vosotros como yo, nos acordemos de ellos cuando nos encontremos. mientras viajamos, en situaciones similares. ¿Empezamos?.


1. UNA CALA PELIGROSAMENTE PRECIOSA


Cala-Llamp-MallorcaLugar: Cala Llamp, Andratx (Mallorca)
Fecha: Verano del 2006
Entorno: Bonita cala entre montañas con una plataforma de roca directa al mar.  
Decisión Equivocada: A pesar de que el agua estaba algo agitada decidimos saltar al agua desde la roca. 


Conclusión: Parecía que al mar no le gustaba nuestra presencia poniéndose por momentos cada vez más violento. Decidí salir del agua aprovechando la fuerza del agua que golpeaba cada vez más fuerte contras las rocas. Me bastó con ponerme de frente a ellas para que una ola me levantara y me pusiera de pie encima de la plataforma. Mi compañero no tuvo la misma suerte ya que al acercarse una corriente lateral le arrastró unos 10 metros hacia un remolino hasta desaparecer bajo el agua. Lo perdí de vista al menos durante 30 segundos temiendo lo peor. Al final decidió alejarse de la plataforma de rocas hasta unas lanchas que le llevaron hasta la orilla. Sin duda una mala experiencia que pudo tener trágicos resultados. 


2. EN UN AUTOBÚS ESCOLAR POR TAILANDIA


Autobús-TailandiaLugar: Nakhon Sawan (Tailandia)
Fecha: Verano del 2009
Entorno: Estación de autobús de Lopburi, mucho revuelo de colegiales y universitarios que volvían a sus casas tras las clases.
Decisión Equivodada: Fiarnos de una persona que, aunque quisiera ayudar, nos condujo a un autobús equivocado.


Conclusión: Nuestra intención era coger un autobús que nos llevara desde Lopburi hasta Sukhothai. Nos extrañó vernos rodeados de estudiantes en el autobús pero aún así decidimos subir creyendo que todo era correcto. Tras 3 horas parando en diferentes pueblos, viendo como los estudiantes bajaban uno tras otro, nos dimos cuenta que no habíamos recorrido apenas kilómetros encontrándonos en una localidad cercana llamada Nakhon Sawan. Llegamos de noche y no había transportes pero gracias a la amabilidad de los trabajadores de un hotel cercano a la estación conseguimos llegar a Sukhothai ya que se ofrecieron a llevarnos en furgoneta. Una decisión equivocada que quedó al final en una divertida anécdota y una experiencia viajera más para apuntar en nuestro blog.


3. TAXISTAS EN MARRUECOS O... "EL COLOR DEL DINERO"

Lugar: Aeropuerto de la Menara, Marrakech (Marruecos)
Fecha: Noviembre de 2011
Entorno y situación: Revuelo de gente a la salida del aeropuerto y taxistas en busca de posibles clientes.
Decisión equivocadaEn primer lugar no coger el autobús que había en la parada para llegar al centro por no estar muy seguros de donde nos llevaría. En segundo lugar caer en la trampa de un taxista que, tras acordar un precio hasta la ciudad amurallada, nos hizo esperar dentro del taxi para intentar aprovechar el viaje con más turistas.


Aeropuerto-Menara-Marrakech


Decisión Equivocada: Nos hizo esperar casi media hora hasta que le dijimos que nos teníamos que ir. Al no haber conseguido más pasajeros tomó la decisión de cobrarnos más aprovechando que todavía no teníamos muy claro el cambio de moneda. Lo comprobamos segundos después de que nos dejó al comprobar el cambio, cobrándonos al menos 2 € más de lo que habíamos hablado. Lógico enfado no por el dinero ni por el orgullo sino por comprobar que hay gente que intenta aprovecharse de los demás.


4. SU EQUIPAJE LE ESPERA... LO QUE NO SABEMOS ES ¡CÓMO!

Aeropuerto-equipajeLugar: Un aeropuerto cualquiera.
Fecha: Un verano cualquiera.
Entorno: Zona de espera de recogida de equipaje en un viaje que decidí llevar maleta rígida para dos personas teniendo inevitablemente que facturar.
Decisión Equivocada: Simplemente facturar por la perdida de tiempo mientras esperas, por posibles extravíos y en este caso por algo más.


Conclusión: Si ya suelo ser reacio a facturar por las razones que os he dado antes definitivamente ahora lo soy más todavía al recoger la maleta y comprobar que estaba rajada por un lateral. Esto seguro que a más de uno os suena, no es nada nuevo pero yo desde entonces he decidido llevar siempre equipaje en cabina y hasta la fecha lo he conseguido en todos los viajes posteriores.


5. CUANDO EL RÍO SUENA...

Lugar: Isla de Koh Kood, Trat (Tailandia)
Fecha: Verano del 2011
Entorno y situación: Preciosa cascada rodeada de vegetación que encontramos siguiendo un sendero tras remontar el río desde el mar en kayak.
Decisión equivocada: Cruzar a la otra orilla del río ya que, desde el otro lado, se podía llegar hasta el nivel inferior de la cascada.


Koh-Kood-Tailandia


Conclusión: Tras haber cruzado el río y fotografiado la cascada regreso hasta el lugar por donde había cruzado. Descubro que el agua había crecido hasta el punto que mi mujer se había quedado atrapada en una roca en medio del río donde me estaba esperando. No tenía más remedio que intentar saltar hasta ella con la cámara colgada a la espalda con tan mala suerte que, cuando voy a dar el impulso resbalo y caigo al río. La fuerza de la corriente me arrastró pero tuve suerte al clavar la bota en una roca consiguiendo frenar a escasos 10 metros de la cascada. Como veis en la foto nadie sabe lo que hubiera pasado si hubiera caído por ella viendo las rocas que hay en el fondo. Sin duda unas fotos valiosas por las que casi tengo que pagar un precio muy alto.


6. ¿POR AQUÍ ...SEGURO QUE VAMOS BIEN?


Taxis-en-NoruegaLugar: Gudbrandsdalen, (Noruega)
Fecha: Verano del 2012
Entorno y Situación: Recorremos a pie un precioso valle del interior de Noruega por caminos entre montañas, atravesando riachuelos y contemplando una naturaleza espectacular.


Decisión equivocada: En un punto del camino nos encontramos algo perdidos y decidimos seguir hacia adelante por un camino equivocado.

Conclusión: En vista de que se hacía muy tarde y llevábamos los pies destrozados decidimos volver sobre nuestros pasos y bajar hasta la carretera hasta un pequeño pueblo para coger un taxi que nos llevara Hasta nuestro destino. Este error nos costó 160 € por un trayecto de poco más de 12 kilómetros. Lo bueno es que íbamos 5 personas y el daño fue menor. Imaginad si vais solo 2 personas o en solitario. Seguro que esto trastoca el viaje de manera considerable.


7. REGATEADORES EN MARRAKECH

Lugar: Zoco de Marrakech (Marruecos)
Fecha: Noviembre de 2011
Entorno y situación: Tras nuestro viaje a las Islas Azores y sin pasar por casa decidimos volar a Marruecos con la mala fortuna de quedarme sin dos de las 3 baterías de la cámara que llevaba para viajar. Necesitaba urgentemente conseguir unas nuevas para seguir filmando nuestro recorrido.
Decisión equivocada: En uno de los puestos cercanos decidimos preguntar donde vendían baterías y el chico del puesto se la pasó a un "personaje" que nos dijo que él sabía donde conseguirla.


Zoco-de-Marrakech


Conclusión: Nos llevó por decenas de puestos y por callejuelas no muy turísticas. En varios momentos le dijimos que no importaba y que ya lo buscábamos nosotros. Sabíamos que esta persona iba buscando una gratificación por llevarnos al sitio correcto. Seguimos insistiendo en que no hacia falta pero no nos hacía ningún caso. 

Al final, cerca de una calle cercana que daba a la plaza de Jma el Fnaa dimos con nuestro objetivo. En ese momento este "personaje" nos dijo que le teníamos que dar dinero por acompañarnos, lo que no sabíamos es lo que nos iba a pedir. Por unos 30 minutos que nos tuvo dando vueltas contra nuestra voluntad nos pedía 20 €. Mi reacción fue decirle que eso no lo cobraba yo en España ni por dos horas de trabajo. El resultado fue una acalorada discusión que acabó cuando un amigo le dijo que se largara de allí. Al final le dí 5 € sirviéndome como experiencia para futuras ocasiones.


8. EL NEGOCIO DE LAS JOYAS EN TAILANDIA

Lugar: Bangkok (Tailandia)
Fecha: Verano de 2008 y 2011
Entorno y situación: Bangkok a pie de calle es una ciudad fascinante que te envuelve y donde hay que saber muy bien negociar si quieres moverte por la ciudad.
Decisión equivocada: En el 2008 cogimos nuestro primer taxi en Bangkok sin negociar demasiado las condiciones a pesar de estar advertidos. En el 2011 reconocemos que fue una decisión compartida cuando le dejamos al tuk-tukero llevarnos a una tienda de trajes a medida tras haber conseguido un precio bajo en el trayecto que le pedíamos.


Joyas-en-TailandiaConclusión: Tras varios años hemos descubierto que, cuando consigues precios bajos en los transportes como taxis o tuk tuks, significa hacer una parada para contrarrestar el dinero que no consiguen por llevarte. En el 2008 eramos totalmente ignorantes acabando en una joyería donde nos enseñaron todas las instalaciones, desde el corte y moldeado de las piedras preciosas hasta la joyería donde esperan que compres algo. En el 2011, como os he contado, nos dio lástima porque conseguimos un precio muy bajo por el transporte y accedimos a que nos llevara a una tienda de trajes. Estas anécdotas no tienen mayor relevancia salvo por el tiempo que pierdes en cosas que no te interesan demasiado por lo que también podemos considerarlas como "males menores" en nuestros viajes.


9. LA CHARCA MORTAL

Lugar: Playas de Chipiona (Cádiz)
Fecha: Entre 2006 y 2007
Entorno y Situación: Recorremos una zona de rocas en la Playa de Regla donde muchos se acercan a coger cangrejos y otros crustáceos y moluscos. En esos momentos vemos una pequeña laguna circular en medio de las rocas.
Decisión equivocada: Como si de una piscina natural se tratase decidí meterme en ella hasta que un hombre que venía desde lejos gritaba que saliera de allí.


Chipiona-Cádiz


Conclusión: Lo que el hombre nos quería decir es que el sitio donde me había metido era un tubo de extracción que conectaba con un barco que estaba a cientos de metros en el mar. Estaban ampliando la playa y sacaban arena de esta manera. Se que he sido bastante imprudente pero eché en falta un cartel que señalizara lo que allí estaban haciendo. No había nada, ni vallas ni señales advirtiendo de este hecho. La conclusión es que, con este incidente o mala decisión, he tenido pesadillas hasta hace muy poco pensando en quedarme atrapado en un tubo bajo el mar sin poder salir... ufff!! lo recuerdo y se me ponen los pelos de punta.

10. LAS AEROLÍNEAS Y EL DRAMA DE LOS EQUIPAJES

Lugar: Un aeropuerto cualquiera
Fecha: Un año cualquiera
Situación: Esperamos sentados en la cola de embarque a que pase la mayoría de la gente con nuestro equipaje de mano.
Decisión equivocada: Quedarnos los últimos nos hizo que nos lleváramos una desagradable sorpresa.

Aeropuerto-equipaje
Conclusión: A escasos metros de la puerta del avión nos dicen que no caben más bultos en la cabina y que las que quedaban tenían que ir en bodega. Le pregunto a las azafatas que cómo era eso posible si cada uno llevaba el equipaje permitido (una maleta). Lo desagradable fue que nadie me daba respuesta hasta que salió el capitán que a falta de dar una explicación decidió sacar las maletas fuera y dárselas a los operarios para que las bajaran, con muy malas maneras por cierto. Ahora tengo claro que, además de no facturar, tampoco voy a esperar hasta el último momento para subir al avión.


11. CUANDO RUGE LA MARABUNTA

Lugar: Kata Noi Beach, Phuket (Tailandia)
Fecha: Verano de 2008
Entorno y situación: Idílica zona de costa repleta de playas separadas por pequeñas montañas repletas de vegetación tropical.
Decisión equivocada: Intentar cruzar de una playa a otra a través de las montañas recibiendo la dolorosa bienvenida de cientos de sus pobladores diminutos.


Phuket-en-Tailandia


Conclusión: Emprendimos la marcha sin mucha dificultad hasta que decidimos atajar por una pequeña senda que parecía bordear la costa. La senda termina y nos vemos rodeados de enormes plantas y un suelo muy húmedo repleto de plantas, apenas veíamos lo que pisábamos y de repente nos encontramos delante de un cortado con 4 o 5 metros de profundidad. 

Observamos que hay una ramas por las que podemos pasar al otro lado y así lo hice. Nada más poner de nuevo los pies en el suelo descubro que hay cientos de hormigas que empiezas a subirse por el cuerpo. Imaginad la situación de tener que volver por esas lianas hasta el otro extremo recibiendo la picadura de todos estos insectos. Mi compañero no hacía más que reírse y yo le decía... "no seas ..., quítate la camiseta y pégame con ella". No os podéis imaginar el dolor ni tampoco hasta que parte de mi cuerpo llegaron. La suerte es que de las especies de hormigas que hay en Tailandia esta era de las más inofensivas. Con otra clase de hormigas puede que la reacción me hubiera llevado directo al hospital.

Siempre quedan más anécdotas que contar pero creo que con estas hemos tenido suficiente para comprobar que hay muchas situaciones que no podemos dominar, por algunas tenemos que pasar inevitablemente y no dependen de nosotros pero hay otras totalmente evitables y que seguro lo pensaremos dos veces antes de volver a pasar por ellas.

Espero haberos ayudado en vuestros futuros viajes a no cometer tantos errores como yo y me gustaría que me contarais algunas de esas decisiones equivocadas que alguna vez habéis tomado. ¿Me lo contáis en un comentario?. Estaré encantado de leerlas para seguir aprendiendo con vosotros. ¡Un saludo viajeros!

8 comentarios :

  1. Todos son First world problems. Se nota que es un viajero europeo acostumbrado a la comodidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días "anónimo". Respeto su opinión pero le puedo asegurar que se equivoca. Cuando me llaman para promocionar destinos y establecimientos no soy yo quien decide esos lugares pero cuando viajo por mi cuenta podría decirle que he dormido en el suelo de un polideportivo, en la arena del desierto, en tiendas de campaña, hostales, etc. etc. etc. Creo que no ha leído mucho sobre mi blog y le invito a que lo haga para que compruebe lo que digo.

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. ... pues a mi me parece un interesante artículo, una buena forma de escarmentar en cabeza ajena, para andarse con ojo y pensar dos veces antes de hacer demasiado "el cabra" cuando estás de viaje.
    Y por cierto, creo que no hay nada de qué avergonzarse de ser un "viajero europeo", ¡faltaría más!
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la intención, intentar recordar ciertos errores y enseñarlos para que la gente no los cometa. Tentar tantas veces a la suerte no es para nada recomendable.

      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Aun así amigo Miguel eres muy valiente, sobre todo al dejar tu blog abierto para cualquier comentario anónimo...y ademas responderlos.
    Un saludo kat.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen artículo. Yo también hago blogs, por si gustas visitarlo!!! :)
    http://paurdzchiang.com
    Saludos ^^

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros