jueves, 27 de agosto de 2015

De viajeros que recomiendan no viajar a destinos masificados

Son muchas las ocasiones en las que leemos a viajeros decir cosas como: "Ese lugar ya no merece la pena", "cuando yo fui no había tantos turistas como ahora", "esa playa no es un paraíso, parece el Desembarco de Normandía". Muchos lugares reciben un trato injusto por parte de viajeros un tanto egocéntricos, que recomiendan no viajar a destinos masificados. Es el momento de dar nuestra opinión y que seas tú el que tome una decisión con argumentos que se ajusten a la realidad.


Antes de nada tenemos que decir que nuestra visión de los viajes es muy clara desde hace mucho tiempo. Cuando llegamos a un destino solemos prestar atención en primer lugar a sus gentes, para intentar descubrir en alguna medida cuáles son sus costumbres y así ser respetuosos con una región o un país que para nosotros es desconocido.

Con esta cuestión no suele haber ningún problema, muchos viajeros actúan de la misma manera, pero hay algunos que olvidan que viajar es un derecho de todos en el momento que se encuentran con gente delante de un monumento, una calle, una isla paradisíaca o cualquier otro rincón concreto de nuestro planeta. Parece ser que para estos viajeros, ese lugar que todo el mundo quiere visitar, pierde el interés por el mero hecho de no poder estar solos durante su visita. Pero curiosamente no ocurre con todos los lugares turísticos y por eso nos llama aún más la atención. ¿Por qué unos sí son criticados negativamente y otros no?


Un claro ejemplo y que me he encontrado en infinidad de ocasiones son unas islas tailandesas conocidas como las Islas Phi Phi. Hay muchos otros lugares pero este es el que me llama especialmente la atención. Infinidad de viajeros no te van a recomendar que vayas porque a diario hay muchos turistas que la visitan, pero lo curioso es que todos ellos sí han estado. Actualmente quedan pocos rincones en nuestro planeta por descubrir, es algo que parecen no tener en cuenta estos viajeros que a primera vista buscan lugares donde no haya estado nadie, con el único fin de inflar su ego y fardar delante de sus amigos y lectores. Como decimos, al final acaban visitando los mismos sitios que el resto de mortales a los que les gusta viajar, pero después te aconsejan con cierta prepotencia que no vayas.

En este caso concreto, las Islas Phi Phi son un verdadero paraíso. Por mucho que quieran decir su belleza es indudable, sus lagunas, sus playas de aguas cristalinas, sus paredes rocosas repletas de vegetación. ¿No es normal que un lugar así lo quiera visitar todo el mundo? ¿Qué derecho tiene un viajero sobre otro para decirle que no los visite?. Como este lugar hay otros muchos que reciben el rechazo de un determinado sector de los viajes, una muestra de falta de humildad bajo nuestro punto de vista, que ahora explicamos con otros ejemplos en los que observamos una total falta de coherencia.


La revista National Geographic ha publicado su lista de los 10 monumentos más visitados del mundo en 2015. Entre ellos se encuentra el Taj Mahal, las Pirámides de Egipto, la Alhambra de Granada o la Muralla China, entre otros. En el caso de España nosotros hemos podido comprobar que un monumento como la Alhambra es un lugar en el que hay que pedir cita previa si queremos visitarlo. Esto quiere decir que en un año pueden acceder a él cientos de miles de personas. ¿Deja de ser por ello un lugar impresionante? ¿Son capaces estos viajeros de "no recomendar" su visita?. Pues como puedes intuir, estos monumentos tan populares no suelen recibir malas críticas ni nadie se atrevería a desaconsejar su visita. ¿Por qué sin embargo se hace con otros lugares menos conocidos pero de igual importancia o belleza?.

La respuesta está bastante clara. Si un viajero no recomienda visitar La Torre Eiffel, el Coliseo de Roma u otros monumentos o lugares de reconocido prestigio, sabe que se expone a un aluvión de críticas sin precedentes, especialmente en el caso de los que nos dedicamos a escribir sobre viajes. En cambio, existen otros lugares que se conocen desde hace menos tiempo y que empezaron a ser una atracción turística en un ámbito más local que sí están expuesto a dichas críticas, en el momento que empiezan a recibir al turismo de masas.

A nosotros todo esto nos parece bastante injusto. Seguir las recomendaciones de estos viajeros significa perderse algunos lugares que para el resto de los mortales pueden ser todo un descubrimiento. Los monumentos y paraísos naturales no dejan de ser interesantes o preciosos porque los visiten miles de personas


Otro ejemplo que nos parece de lo más curioso son los treks que se realizan en el Himalaya. Hemos podido leer a algunos viajeros que dicen "no hacer el Trek al Campo Base del Everest" porque está masificado y en su lugar te dicen que hagas, por ejemplo el Trek de los Annapurnas". Una cosa es dar una opinión al respecto y otra muy distinta es decir que "no lo hagas porque parece la Gran Vía en hora punta". ¿cómo se le puede decir a alguien que no vaya a ver el Everest o los impresionantes valles y montañas que te encuentras en el camino? Una opinión personal no te puede quitar la ilusión de hacer ese viaje con el que has soñado toda tu vida.

Todos tenemos el mismo derecho a visitar y disfrutar de esos sitios espectaculares y por esta razón es normal encontrarse con gente en ellos. Si no pudiéramos visitar esos "lugares vetados" por los viajeros tampoco podríamos visitar, por ejemplo, la Catedral de Notre Dame en París, la Plaza de Jmaa el Fna en Marruecos o el Puente Golden Gate en Estados Unidos, ya que nos encontraremos con las mismas circunstancias. Solo se nos ocurre pensar que este tipo de viajeros, cuando llegan a lugares como las Islas Phi Phi, se creen con algún derecho especial o divino por encima del resto de personas que han decidido hacer la visita al mismo tiempo que ellos.

Pero como decimos, esto no ocurre con todos los lugares. El capricho de unos que, por ejemplo, desaconsejan no ir a visitar los templos de Angkor en Camboya y sin embargo alucinan con los Tesoros de Petra, a la luz de miles de velas y viajeros, no debe ser un condicionante para viajar a un determinado destino. Ambos lugares son fascinantes por lo que es totalmente incoherente aconsejar uno y descartar el otro, si seguimos un mismo criterio.

Así que nuestra recomendación es que no juzgues un destino o lugar concreto solo por esta razón. A nosotros no se nos ocurriría nunca decirte que no visites un lugar porque está masificado, podemos comentártelo para que tomes una decisión pero, desde la humildad, debes ser tú el que decida. Nosotros no podemos quitarte el derecho de contemplar las maravillas que ha levantado el ser humano y mucho menos esas maravillas que nuestro planeta ha creado de forma natural. Esperamos con ello haberte podido ayudar, en el momento de hacer caso de las recomendaciones que hacemos los viajeros y también escribimos de ello. ¡Un saludo viajeros!

2 comentarios :

  1. Me encanta como hilas fino pero siempre desde el respeto Miguel! Como bien indicas, ya no existen lugares por descubrir y a mi más que las afirmaciones de "ese lugar no merece la pena" me molestan mas aquellas de "vamos a un sitio totalmente desconocido y libre de masas" Los modernos Marco Polos e Indiana Jones con blog...A mi me gusta hacer turismo e ir a lugares turísticos porque si lo son, es por algún motivo ¿no tengo derecho yo a ver su belleza? Saludines y genial reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Veronica,

      Gracias por el comentario. Lo cierto es que si hay gente que intenta encontrar lugares perdidos, si lo hacen con cabeza y extremando las precauciones no me parece mal. Imagino que tu te refieres a aquellos que lo hacen únicamente para fardar luego en sus blogs. Mientras que no arrastren a otros viajeros o lectores a hacer locuras que les pongan en peligro, todo perfecto. ¡Un saludo y gracias de nuevo! ;))

      Eliminar

Trabaja con nosotros