lunes, 14 de septiembre de 2015

Encuentros con el macaco asiático: "No somos tan diferentes"

Macaco-Asiático
Asia cuenta con entornos naturales de gran belleza, muchos han sido dominados por el hombre para construir en ellos lugares turísticos, parques o incluso pueblos y ciudades. Pero si hay una especie que ha sabido adaptarse bien a este tipo de situaciones es el macaco asiático. Existen verdaderas comunidades que conviven en entornos urbanos con los humanos y hoy podemos decir que realmente no somos tan diferentes como algunos puedan pensar.


Se han realizado muchos estudios que afirman encontrar en los macacos comportamientos sociales propios del ser humano. Esto no es ninguna novedad, ya se sabe desde hace mucho tiempo en muchas especies de primates pero si os digo que los macacos se consuelan unos a otros cuando han sido agredidos a lo mejor os parece algo más llamativo.

Monkey-Island-Tailandia

¡Pues así es! Si viajas a determinados lugares de Asia podrás descubrirlo por ti mismo. Solo tienes que dedicarte a observar y descubrirás actitudes que te resultarán muy familiares. Especialmente la forma en que las hembras macaco cuidan de sus pequeños, les alimentan o les limpian mientras estos no paran de juguetear.

Macacos-Lopburi-monos

Pero ¿por qué la mayoría de ellos se reúnen principalmente en lugares sagrados? La mayoría de veces que nos hemos encontrado con estos pequeños seres ha sido en templos. Primero de todo hay que decir que en la mayoría de casos ellos estaban allí mucho antes que el hombre. En Asia existen muchos santuarios levantados en puntos estratégicos, por su belleza o por ser lugares que para ellos son sagrados.

Macacos-templo-Lopburi

No es casualidad que los macacos también vivan en estos lugares y decidan quedarse allí a pesar de levantarse todo tipo de construcciones en los alrededores. Para muchas de las culturas asiáticas el mono es un animal sagrado. Prueba de ello es que en la religión hinduista existe "Hanuman" el Dios Mono y tratan a esta especie con mucho respeto, incluso los lugareños y monjes los alimentan.

Macacos-Cuevas-Batu-monos

¿Qué pensará una familia de macacos si las personas construyen un templo en su hábitat y observan que estos los alimentan y los tratan con respeto? Es obvio, ¿para que se van a ir si ahora viven a cuerpo de rey?

Macacos-Wat-Suwan-Kuha

Ahora ya comprendemos mejor por qué los macacos residen en estos lugares sagrados. Primero porque estaban allí antes que nosotros, segundo porque les alimentan y tercero porque les respetan. Tres razones importantes para comprender mejor por qué nos encontramos con los macacos en las ciudades cuando viajamos por Asia.

Nepal, Tailandia, Camboya o Malasia, son los lugares donde nosotros hemos podido tener encuentros con el macaco asiático. Pero no hay que hacer muchos esfuerzos para encontrarlos ya que están presentes en todas las regiones y países como India, China, Japón, todo el Sudeste Asiático, etc.

Macacos-Templo-Swayambhunath

Al ser un animal sagrado para la gran mayoría de culturas asiáticas han aprendido a convivir con el hombre y nosotros también hemos podido aprender mucho de ellos. Algunos lugares donde hemos podido observar que viven en comunidad son:

- Cuevas Batu (Templo de la montaña en Malasia)
- Lopburi ("Ciudad de los Monos" Tailandia)
- Swuyambhunath y Pashupatinah (Templos en Nepal)
- Wat Suwan Kuha (Cueva del Templo en Phang Nga, Tailandia)
- Templos de Angkor (Camboya)

En todos ellos son venerados y cuidados, por lo que han formado comunidades que conviven en paz con la gente local. Pero ¿por qué algunos turistas y viajeros han tenido malas experiencias con los macacos? La respuesta es muy sencilla y la solución ante un posible encuentro no deseado también es fácil de aplicar.

El macaco asiático aprendió rápidamente que el ser humano le iba a proporcionar el alimento que necesita. ¿Para que gastar energías en conseguirlo por su cuenta?. Lo que desafortunadamente no han aprendido es a distinguir entre un local y un extranjero, por lo que cualquier alimento que lleve encima una persona es digno de la atención de estos pequeños primates.

Macacos-Asia-monos

Un local llegará al lugar y dejará la comida en un lugar concreto para que los macacos vayan a comer. Un extranjero en cambio jugará con el mono antes de darle su recompensa. Esto provoca que el pequeño macaco se vaya alterando cada vez más, provocando acciones indeseadas como que te tire de los pantalones, se suba encima, intente robarte la bolsa o incluso la mochila si tienes algún alimento dentro de ella.

Macaco-cuidando-cría

Pero este no es el peor de los casos. No son pocas las ocasiones en que hemos visto que una persona ha tenido que salir corriendo, provocando una estampida en masa de decenas de macacos siguiendo al individuo en cuestión. Ante esta situación estamos expuestos a una grave situación, ya que cualquier pequeño arañazo puede suponer que tengamos que hacer una visita al hospital, al ser estos portadores de la rabia. Pero aún así no es la peor situación que se puede llegar a dar.

Se tiene que dar una situación un tanto extrema para que un macaco llegue a morderte, básicamente que lo enfades hasta tal punto que provoques dicha situación. Pero esto no está tan lejos de suceder si al que provocas es al líder de la familia en cuestión. Normalmente este individuo dominante del clan suele estar tranquilo, sentado en un rincón, una piedra o un árbol, viendo pacientemente cómo su prole se divierte con los turistas.

Macacos-Lopburi-Tailandia


El problema viene si este descubre que están intentando timar o sacar de quicio a su familia. En ese momento puedes ver como un macaco bastante mayor que los demás se dirige hacia ti como un misil. Si lo ves venir la solución es fácil. Tira la bolsa de platanos, cacahuetes o cualquier otro alimento que lleves rápidamente. Lo más seguro es que vaya a por la bolsa y te olvide en ese momento. Si por el contrario no lo ves venir, puede ser que te hayas metido en un problema porque este no dudará en saltar encima tuyo, tirarte del pelo, arañarte o el peor de los casos, morderte.

Como decimos la solución es fácil. Como ocurre con cualquier persona, a uno no le gusta que le hagan rabiar. La respuesta más común de un humano sería enfadarse contigo y alejarse de ti pero la reacción de un macaco es diferente, aunque no siempre, porque no será la primera vez que una persona le da una torta a otra por reírse de él o hacerla rabiar. Esto significa que, tanto humanos como macacos, sentimos los mismos impulsos básicos, solo que nosotros nos reprimimos en un 99% por ciento de las situaciones.

Macaco-dominante-Asia

Lo mejor para evitar cualquier situación desagradable es no llevar alimentos a estos lugares. Los macacos en este caso te ignorarán y solo se acercarán a aquellos que sí los lleven. Evita perseguirlos, dedícate a observar su comportamiento y así descubrirás, en muchas de sus acciones, que no somos tan diferentes del macaco asiático. ¡Un saludo viajeros!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros