miércoles, 14 de marzo de 2012

El Vaticano

Entre las múltiples visitas que realizamos en el Minube Trip-Pullmantur "Brisas del Mediterraneo" se encontraba la visita a la Ciudad de El Vaticano. Independientemente de las creencias o de lo que uno piense acerca de las culturas, religiones y otras materias conflictivas creo que lo importante es "conocer" para poder creer, pensar u opinar sobre algo.

Y así lo hice. Me dirigí junto al resto de compañeros blogueros antes las puertas de uno de los estados mas pequeños del mundo en dimensiones ... que no en riqueza!

Para entrar al Estado de El Vaticano no hay que pagar visado ni encontrarás una aduana. Se encuentra situado en una colina amurallada cuya entrada es a través de la Plaza de Pio XII.






He de decir que resulta impactante nada mas llegar al ver tantas columnas rodeando la plaza antes de llegar a la Basílica de San Pedro. Verás a mucha gente de todo tipo, turistas y también gente local que viene hasta los alrededores para descansar sentados en las escalinatas.







El interior de la Basílica de San Pedro no se queda atrás en cuanto a impacto visual se refiere. Altas columnas con sus bóvedas y largos pasillos centrales y laterales donde da miedo pisar por si rompes algo. Que decir de la cantidad de detalles que encuentras en cualquiera de sus rincones.






La presencia de la Guardia Real Suiza impone desde el momento en el que pretendes acceder al interior de la Basílica. El control es exhaustivo y cualquier cosa que lleves encima puede ser objeto de negación de entrada.






Lamentablemente no puedo ser objetivo en este relato porque tengo una opinión muy personal acerca de tanto despliegue de poder o como se suele decir ... ¡a ver quien la tiene mas larga!. Mis primeros pensamientos y los posteriores a la visita estaban relacionados con cosas tan superficiales como el hambre, la educación, las enfermedades y muchas otras cosas que aquí parecen no tener mucho sentido.

En cualquier caso os he dejado imágenes de mi paso por este lugar por si a alguien le puede servir de ayuda y como siempre de ¡inspiración!






Admiro la escultura y el arte en general por lo que no puedo estar mas que sorprendido con el trabajo que ha podido llevar hacer todo esto pero en mi caso la balanza se inclina hacia otro lado. Un saludo viajeros!!


6 comentarios :

  1. Hola Miguel!
    La verdad es que no puedo estar más de acuerdo contigo en cuanto a tu opinión sobre el Vaticano y todo lo que le rodea.
    En mi caso es algo más complicado, ya que me he dedicado durante bastantes años a estudiar la historia del arte y la cultura occidental y eso, mal que nos pese, va irremediablemente ligado la iglesia católica.
    Finalmente, resolví el conflicto interior llegando a la conclusión de que se puede apreciar el patrimonio histórico-artístico que esta institución nos ha legado (esto es, conservarlo, estudiarlo y transmitirlo) y al mismo tiempo ser crítico con ella, entendiendo que lo que fue, no puede y no debe volver a ser, porque no toca y porque afortunadamente, hemos cambiado. Ya sabes, lo de conocer la historia para no repetir los errores ; )
    Por otra parte, ¡enhorabuena por el blog!
    Un abrazo
    Alicia

    ResponderEliminar
  2. Gracias Alicia por tu comentario.

    Entiendo lo que cuentas. Como bien dices, son cuestiones que crean conflicto.

    Hay tanto arte en el mundo construido con el sudor y la muerte de las personas que es difícil valorar con objetividad.

    Un saludo Alicia!!

    ResponderEliminar
  3. Interesante humor irónico,aunque sabes que de cambiar,solo cambiarían para enriquecer a otros que ya lo son y las obras pasarían a manos privadas con lo que ni siquiera tendríamos el privilegio de conocerlas ni la historia que ellas guardan. De verdad piensas que el hambre, el dolor y el sufrimiento acabarían si el Vaticano no tuviera lo que tiene? En mi humilde opinión no se puede responsabilizar y esperar que otros hagan lo que es tarea de todos. No crees? Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anonimo.

    Evidentemente es cosa de todos. El problema es que no todo el mundo tiene la actitud para cambiar las cosas.

    Luego están los que si tienen la actitud pero no tienen el poder para cambiarlas.

    Esto me sugiere que si las cosas están como están es porque a los de arriba, y aquí el Vaticano es solo un ejemplo de ello, no están por la labor de que las cosas cambien.

    Realmente pienso que ¡no interesa! y como siempre es por el dinero. La guerra, el hambre, etc., es todo política.

    En cualquier caso esto solo es una opinión que solo puede entenderse poniéndose en el lugar del que padece situaciones extremas de cualquier tipo.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. Aunque nos pese por muchos otros motivos, no sólo el Arte, en general, de Occidente está empapado de esencia cristiana/católica... Nuestro pensamiento, la Filosofía, muchos gestos cotidianos o formas de conducirnos siguen cubiertos, para mal a veces pero en otras ocasiones para bien, de aspectos de esa religión. Aunque la Iglesia, como institución, tenga muchas aspectos que renovar y mejorar, no se puede olvidar que existe una comunidad de base, a pie de calle, que mantiene viva la esencia del mensaje bíblico.Os sugerimos la lectura de La Iglesia, de Hans Kung, muy interesante para articular una crítica constructiva a la sede de San Pedro :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos meteríamos mucho más en faena y no es mi intención ir mucho más allá de lo que he comentado pues, cada uno tiene su propia opinión y esto daría para largos debates. En definitiva Hans Kung no dice nada que no sepamos ya sobre la iglesia aunque tuvo el valor de enfrentarse ante las mas altas instancias. Valor que le ha servido para ser toda una institución frente a una iglesia obsesionada por querer llevarnos a todos por un único camino.

      Muchas gracias por tu comentario!!

      Eliminar

Trabaja con nosotros