miércoles, 4 de julio de 2012

Calasparra




En medio de un entorno repleto de parajes extraordinarios donde hayamos cañones y embalses bañados por las aguas del Río Segura encontramos la localidad de Calasparra. Situada en la zona oeste de la comunidad se encuentra muy cerca de Castilla la Mancha. Localidades importantes que la rodean son Hellín al norte, Cieza al este, Moratalla al oeste y Lorca al sur.


Entre los parajes que se encuentran cercanos a Calasparra cabe destacar el Cañón de los Almadenes, Paraje de Cañaverosa o los numerosos embalses cercanos como el de Camarillas, Cenajo o Alfonso XIII. Sin duda son lugares que algunos ya conoceréis y sabéis que bien merecen una visita.

Mi objetivo en esta ocasión es descubrir la localidad que da denominación de origen a uno de los mejores arroces que se producen en España. El "Arroz Bomba" es la especialidad de esta zona y sin duda la tiene bien merecida.

Me adentro en las calles de Calasparra sin saber muy bien por donde empezar. Es por ello que doy unas vueltas en el coche situándome y decido irme para empezar a la zona este. Desde aquí comienzo a andar y descubro que estoy al final de la Calle Mayor. Muy pronto empiezo a descubrir lugares interesantes para enseñaros.

Lo primero que me encuentro al final de una escalinata es la Iglesia de San Pedro. Descubro que es la mas antigua de Calasparra perteneciendo al Siglo XVI.


Iglesia de San Pedro


Iglesia de San Pedro


Muy cerca de la iglesia encuentro un edificio antiguo que me llama la atención. Se trata del Museo de la Encomienda, un lugar donde podrás descubrir la historia antigua y reciente de Calasparra a través de restos arqueológicos, objetos y escrituras entre otras muchas piezas de gran valor tras el paso de numerosas civilizaciones como romanos o musulmanes.


Museo de la Encomienda


Museo de la Encomienda


Museo de la Encomienda


Decido subir por la Calle Mayor y me sorprende el colorido de sus casas bajas muy bien conservadas.


Calle Mayor de Calasparra


A mitad de la calle veo una especie de campanario y descubro que se trata de la Torre del Reloj. Una placa así lo confirma y cuenta el uso importante que tuvo tiempo atrás.

Torre del Reloj


Torre del Reloj


Sigo caminando por la Calle Mayor y me asombra, sobre todo, la bonita decoración de sus balcones en madera y forja con muchos detalles y vivos colores.


Calle Mayor De Calasparra


Casi terminando el recorrido por esta calle descubro un edificio emblemático en la localidad. Llego hasta la Casa Granero o como mejor se le conoce "El Museo del Arroz".


Museo del Arroz


En este lugar descubrirás técnicas tradicionales del cultivo del arroz a través de un paseo por su maquinaria antigua así como medios audiovisuales y paneles informativos que muestran todos los aspectos del oficio. 


Museo del Arroz


Museo del Arroz


En este momento decido callejear y me voy hacia la parte alta de la ciudad. Me pierdo por encantadoras y antiguas calles que es donde merece la pena tomárselo con calma y pasear tranquilamente. Sin saber para nada a donde iba vuelvo a encontrarme con varios lugares que merecen la pena visitar.

Me encuentro delante de las puertas de la Iglesia de los Santos Abdón y Senén. Como casi todas las construcciones religiosas antiguas de Calasparra esta iglesia ha sufrido el ataque de diferentes guerras importantes que se sucedieron en el país tiempo atrás y que mas vale no recordar.

Iglesia de los Santos Abdón y Senén


Me llama la atención la decoración de la puerta de entrada que, cuanto menos, es original y curiosa.


Iglesia de los Santos Abdón y Senén


Una de las partes reconstruidas es la torre del campanario que hoy presenta un impecable aspecto.


Iglesia de los Santos Abdón y Senén


Junto a la Iglesia de los Santos Abdón y Senén descubro un pequeño monumento. Me acerco hasta su placa y leo que está dedicado a uno de los oficios con mayor tradición de esta parte de la geografía española. El monumento en cuestión está dedicado al "Espartero". 


Espartero de Calasparra


A cuantas madres y abuelas abremos visto realizar todo tipo de objetos y prendas como canastos y alpargatas que hoy se quedan en la memoria de otros tiempos en los que no había la necesidad de correr tanto ni vivir a diario con esa temida palabra llamada estres.


Espartero de Calasparra


Desde este punto me dirijo hacia el este bajando hasta la Calle Teniente Flomesta y retomo mi camino en dirección al centro de Calasparra. Caminando por esta calle descubro de nuevo nuevas esculturas, esta vez  acompañando a una fuente antigua hoy recuperada llamada la "Fuente del Secano".


Fuente del Secano


Es impactante el realismo de las figuras que acompañan a esta fuente haciendo homenaje a las mujeres que en otros tiempos recogían el agua en sus grandes cantaros.


Fuente del Secano


Llego al final de la calle y de nuevo me encuentro con el último de los monumentos que pude contemplar. Sin duda igual de importante que los demás ya que esta vez está dedicada a la figura del "Arrocero".


Plaza de Calasparra


Rodeado por una pequeña fuente en una glorieta observo esta figura tan importante para los habitantes de Calasparra y que se encuentra a los pies de otro de los lugares de interés. En este caso se trata de la Iglesia de la Merced.


Arrocero de Calasparra


Como veis, esta iglesia del siglo XVII presenta varios accesos de entrada con una bonita decoración en diversos colores. Una iglesia sencilla pero bien cuidada y como no... "bien reconstruída".


Iglesia de la Merced


Mi visita estaba llegando a su fin, me dirijo hacia el coche pero no sin antes pasar por otro de los lugares emblemáticos de Calasparra. Se trata de la Plaza de la Corredera, lugar que alberga el Ayuntamiento de la localidad.

Plaza de la Corredera


Pero la figura más importante que encontramos en la plaza es sin duda la Fuente de la Corredera de tiempos de Carlos III y la obra civil de mayor relevancia que alberga Calasparra.


Plaza de la Corredera


Como os podéis imaginar esto es solo una muestra de lo que os podéis encontrar si visitáis Calasparra pues existen otras visitas de interés que por falta de tiempo no pude realizar como la subida al Castillo, el Museo Etnológico, el Monilico, El Santuario de la Virgen de la Esperanza, etc.

Aún así, mientras buscaba la salida para regresar a casa hice una última parada en una plaza que me llamó la atención. 





Esta vez me encuentro con una obra de la arquitectura moderna de la localidad de manos de Emilio Pérez Piñero. Por si no lo conocéis es un escultor que lamentablemente falleció a muy temprana edad y que durante su corta vida realizó obras como esta que han tenido un enorme reconocimiento por parte del colectivo.







Ahora si, toca despedirse de esta afortunada localidad murciana. Me llevo una grata impresión al descubrir que todavía hay lugares donde se puede vivir con un ritmo más lento y que no por ello dejan de ser ciudades con un importante patrimonio histórico cultural.


Como en otras ocasiones, en este artículo, os he comentado de pasada lugares que podéis encontrar en Calasparra. Ya sabéis que podéis ampliar toda la información a través de los enlaces que os he dejado pues ahí encontraréis artículos que he escrito de cada uno de ellos con más fotografías y datos de interés.


Un saludo viajeros!!!



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros