domingo, 6 de enero de 2013

Plasencia: "En tierras del Jerte"

Plasencia

Existen ciudades que no pasan desapercibidas a los ojos del viajero, lugares que por su carácter histórico y monumental te transportan varios siglos atrás. Eso mismo me ocurrió apenas empecé a recorrer las calles de Plasencia y aunque no soy muy fan de enaltecer las obras del hombre conseguidas en el campo de batalla he de reconocer que es una ciudad que no te deja indiferente, imprescindible para comprender parte de la historia de esta región del norte de Extremadura.

Por estas tierras han dejado su huella celtas, romanos, árabes y cristianos aunque se tiene constancia de restos humanos desde el Neolítico y la Edad del Bronce. Con esta larga andadura podéis imaginar el enorme legado que ha ido dejando cada uno de estos imperios con el paso del tiempo. Tuve la sensación al terminar mi visita que es una de esas ciudades que me he estado perdiendo durante muchos años, ¿os ha ocurrido esto alguna vez?, visitar un pueblo o una ciudad y pensar ¿cómo no he venido aquí antes?. 

Circulaba por la N-110 y al llegar a la altura de Plasencia la carretera, conocida en este punto como Carretera del Valle, se une en su trayecto al Río Jerte. Desde este punto aprecio con claridad su casco antiguo y decido seguir por la carretera para hacerme una idea global de la ciudad.  Después de cruzarme con varios puentes de acceso decido entrar por el este, tomando el puente que nos conduce  hasta la Glorieta de Adolfo Suarez


Plasencia


Rodeo la ciudad por la C/ Bravo Murillo y tras cruzar el Bulevar de la Cañada Real llego hasta la Fuente de la Rotonda de los Alamitos. En este punto hago una parada pues me llamó bastante la atención esta fuente de piedra enclavada en un lugar bastante alejado del centro histórico de la ciudad.


Plasencia


Tras esta breve parada decido acercarme al centro por la C/ Virgen del Puerto y al cruzarme con la Avenida de Jose Antonio decido hacer otra parada, esta vez presiento, acertadamente, que iba a ser de una duración mayor. 

Lo primero que me llamo la atención fue el acueducto conocido como "Arcos de San Antón". Para nada pasa desapercibida esta obra de ingeniería del siglo XVI por el que se puede pasear tranquilamente gracias al precioso parque que lo recorre.


Plasencia


Estaba recorriendo los arcos del acueducto cuando me encuentro con el monumento en honor al Marques de la Constancia. Fue mas tarde, ya en casa, cuando descubrí investigando que este señor hizo bastante por la ciudad al preocuparse en gran manera por aspectos sociales y educativos de la ciudad. Por ello creo que merecía estar en este artículo.


Plasencia


Volviendo hacia el aparcamiento para seguir la ruta descubro un espacio natural que también merece una mención especial. Se trata del Parque de los Pinos. En su interior me encuentro con un jardín botánico y con un espacio dedicado a la ornitología con numerosas aves que circulan a sus anchas. 

Recorro varios de los senderos del parque ascendiendo por pequeñas colinas y me voy encontrando en el camino numerosos estanques y riachuelos con ánades y otras especies de aves hasta que descubro la llamativa figura del pavo real. Sin duda un regalo para la vista y un verdadero placer encontrar en una ciudad estos pequeños tesoros que dicen mucho de sus habitantes y de su interés por la naturaleza.


Plasencia


Al salir del parque descubro mirando hacia el acueducto una figura que brilla. De nuevo la curiosidad se impuso y me acerqué hasta el lugar para ver de que se trataba. Descubro que se trata de la figura de Don Quijote que por ser una estatua de metal bauticé cariñosamente como "Don Quijote Inoxidable". Si visitáis el enlace podréis ver fotografías con algunos detalles de esta escultura metálica en honor al caballero con armadura mas famoso de la literatura.


Plasencia


Tras esta larga parada de alrededor de una hora retomo el camino por la Avenida Juan Carlos I, lugar donde me encuentro con otra construcción llamativa. Se trata de la Torre Lucía y sus murallas


Plasencia


Sin darme cuenta estaba adentrándome en la zona antigua y por tanto histórica de Plasencia, descubriendo parte de las fortificaciones que se construyeron en el siglo XIII. Hoy día la Torre Lucia es usada como Centro de Interpretación con el fin de dar a conocer al viajero lo que significó en otros tiempos esta fortaleza  de piedra a nivel histórico y cultural.


Plasencia


En las inmediaciones me encuentro también con la Plaza Torre Lucía por lo que decido investigar por los alrededores. Entro por la C/ Pedro de Lorenzo y descubro varios lugares de interés.


Plasencia


Entre ellos se encuentra el Teatro Alkazar, lugar donde los habitantes de Plasencia pueden disfrutar de las artes escénicas durante todo el año con representaciones teatrales, danza, conciertos, etc.


Plasencia


Justo en frente del teatro se encuentra la Iglesia de Santa Ana, monumento religioso del siglo XVI que conserva su fachada renacentista y que provoca un gran impacto visual por sus dimensiones y quizás también por su orientación al no encontrarse su entrada principal en un espacio abierto para poder contemplarla desde lejos. 


Plasencia


Pegada a la iglesia nos encontramos con el albergue municipal. Un buen punto de referencia para todos aquellos que se encuentren haciendo el Camino de Santiago por la Vía de la Plata o simplemente sean asiduos de este tipo de alojamientos económicos.


Plasencia


En este momento decido volver sobre mis pasos pues no quería entrar en el Casco Histórico de Plasencia sin haber rodeado primero las murallas por el exterior. Vuelvo hasta el acueducto para tomar una vía diferente llamada Avenida de José Antonio. 

Tras recorrer unos 500 metros aproximadamente diviso una pequeña Iglesia. Conocida como del "Cristo de las Batallas" la Iglesia de Santiago ha sido lugar de referencia para los peregrinos que se dirigían hacia Santiago. Entrando en el enlace podréis ver la imagen en piedra del santo que hay en la fachada junto a la puerta de entrada.


Plasencia


150 metros mas adelante nos encontramos con una de las puertas de entrada a la ciudad amurallada. Se trata de la Puerta del Sol. Como su nombre indica da acceso a la C/ del Sol y es una de las calles mas turísticas donde se encuentra gran parte del comercio de la ciudad terminando en la Plaza Mayor. De estilo renacentista y con el sello grabado de los Reyes Católicos recibe su nombre por su orientación al este consiguiendo así concentrar la luz a la salida del sol.


Plasencia


Justo delante se encuentra la Plaza de Alfonso VIII con el monumento ecuestre en honor al fundador de la ciudad en épocas cristianas. Indagando un poco en la historia descubro que no era un hombre muy dado a mantener los pactos, como es habitual en los que ansían poseer cuanto mas mejor. En cualquier caso a Alfonso VIII le debemos la ciudad que hoy conocemos como Plasencia.


Plasencia


Voy rodeando la ciudad en dirección suroeste. A un lado tengo las murallas y al otro el Río Jerte. De esta manera llego hasta otra de las entradas principales desde donde se divisan otros monumentos como el Palacio Episcopal.


Plasencia


La puerta que tengo delante es la Puerta de Trujillo, para mi la mas bonita de todas las entradas al casco antiguo ya que además alberga una pequeña capilla en honor a la Virgen de la Salud


Plasencia


Plasencia


Sigo rodeando la muralla y cuando llego al punto mas al oeste me encuentro con la Puerta Coria. No es una de las puertas mas llamativas pero por ella puedes acceder al Barrio de la Magdalena y al barrio judío de Plasencia.  


Plasencia


De nuevo la suerte me sonríe pues en este punto decido bajar hacia el río. Tal decisión me llevó a descubrir uno de los puentes mas antiguos de la ciudad llamado Puente de San Lazaro que conduce a la ermita del mismo nombre. Las imágenes del río desde este lugar son espectaculares. El dibujo que dejan en el agua las plantas acuáticas y que observe desde este puente del siglo XV hicieron que estuviera durante largo rato contemplando el paisaje de los alrededores.


Plasencia


Plasencia


De nuevo vuelvo hasta las murallas para seguir rodeándolas hasta que me encuentro con la Puerta Berrozana, lugar de acceso al Barrio de San Martin y por la que decido por fin entrar a descubrir parte del casco antiguo de la ciudad.


Plasencia


Sin seguir un rumbo fijo voy callejeando y me encuentro con la pequeña, estrecha y a la vez llamativa  C/ Arenillas. Decido recorrerla pues me pareció una calle peculiar. Al final resulto ser para mi la calle mas bonita y representativa de lo que podemos considerar típico en una ciudad antigua amurallada.


Plasencia


Esta calle me condujo hasta la pequeña Plaza de Ansano donde se encuentra el Palacio de Carvajal, hoy habilitado como hotel de 4 estrellas con encanto. Pero lo que mas me llamó la atención en esta plaza fue una obra escultórica llamada "Escena 3" perteneciente a la familia Morán y que resulto ganadora en el Concurso Internacional de Escultura en el 2010. Si queréis ver más imágenes de esta obra solo tenéis que entrar al enlace.


Plasencia


Por la zona voy divisando edificios singulares como el de la fotografía. Se trata de la Casa Almaraz, un edificio del siglo XVI que resulta ser una buena representación de las construcciones de la época.


Plasencia


Llego a ciegas hasta la Plaza Mayor para encontrarme con otro edificio relevante del siglo XVI. Se trata del Ayuntamiento, una construcción singular no solo por su fachada de estilo gótico-renacentista sino porque en ella se encuentra, junto al campanario, la figura del Abuelo Mayorga que entra en acción cada media hora con el toque de campana.

Esta luminosa plaza contiene otros edificios de interés además de celebrar cada martes su tradicional mercado. Un espacio abierto en el centro del casco antiguo donde sus habitantes se reúnen y un buen lugar para sentarte en alguna de sus terrazas y disfrutar de su indudable encanto.  


Plasencia


Desde la Plaza Mayor me dirijo esta vez por la C/ del sol en dirección hacia su puerta de entrada. Recordaréis que la mencioné anteriormente y efectivamente descubro que en ella se encuentran numerosas tiendas presentes en la mayorías de las localidades españolas. 

A mitad de camino me encuentro con la Fuente de la Cruz de Mayo, singular por conservarse en la fachada de un edificio moderno y a la que se rinde homenaje cada año durante las fiestas. 


Plasencia


Decido salir de la C/ del Sol en dirección sur por la C/ Arcediano y mis pasos me conducen hasta la Puerta Clavero lugar donde se dice que se guardaban las llaves de la ciudad. Muy cerca de aquí se encuentra la Iglesia de San Pedro.


Plasencia


Y hacia ella me dirigí. Se trata de uno de los monumentos religiosos mas antiguos de Plasencia. Esta fechado en el siglo XIII y a pesar de su antiguedad, este templo románico, es uno de los mejor conservados durante el paso del tiempo. Prueba de ello es que apenas se conocen remodelaciones ni contiene elementos de otros estilos en su fachada.


Plasencia


Lamentablemente el tiempo se me echaba encima y decidí regresar hacia el oeste, lugar donde había aparcado la moto, al tiempo que intentaba seguir descubriendo otros lugares de interés. Así llegué hasta la Plaza de San Nicolás lugar donde se encuentra el Palacio del Marquesado de Mirabel construido sobre los terrenos de los Almarza en el siglo XIII y la Iglesia de San Nicolás de estilo románico y que pertenece al mismo siglo..


Plasencia


Seguro que muchos no me perdonaréis que acabe este artículo sin haber hablado de otros monumentos como la Catedral Vieja o la Catedral Nueva pero mi interés, mas que visitar todas las construcciones relevantes de la ciudad, era dejarme llevar y perderme por las calles de esta ciudad antigua. 

Soy consciente de que Plasencia alberga mucho más en su interior y que se necesita mas de un día para recorrerla por completo. La capital del norte de Extremadura me vino bastante grande. Pensaba que podría visitarla en un día y no fue así. 

En cualquier caso mi propósito estaba mas que cumplido. Adentrarme en una ciudad de enorme valor histórico como aquellos viajeros de siglos pasados que sin rumbo fijo y sin conocer la ciudad recorrían sus calles buscando un lugar donde descansar, una posada donde llenar sus panzas, un lugar donde mercadear o simplemente una ciudad que los acogiera. Así me sentí y así se lo he contado a vuestras mercedes. Un saludo viajeros!!!

Si queréis conocer más de Plasencia aquí os dejo su web oficial.

Otros artículos de interés: Casa Matos
                                        Monumento a los canteros


3 comentarios :

  1. Todavía hay un poco de España que no conozco, como Extremadura. Habré de "perderme" por ahí, no sin antes llevarme todos tus consejos bien anotados.

    Un saludo, Miguel Ángel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo duces Mercè. Extremadura todavía tiene zonas que apenas se conocen y que seguro te sorprenden.

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Hermos ,, saludos RICKY

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros