lunes, 3 de junio de 2013

Visita al Mítico "De Muur" (Geraardsbergen)

De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


Llegamos al Aeropuerto de Bruselas a mediodía, los que venimos de Madrid esperamos al resto de medios que llegan desde Barcelona y Bilbao. Apenas un par de horas después la representación española encargada de cubrir el 100º Aniversario del Tour de Flandes estaba al completo y nos ponemos en marcha hacia Flandes Oriental. 

La mayoría de los eventos relacionados con este gran clásico dentro del ciclismo se celebran en la localidad de Oudenaarde, a unos 80 kilómetros de Bruselas, pero nuestra primera parada sería en un pequeño municipio con encanto llamado Kluisbergen, una zona boscosa muy apreciada por los ciclistas gracias a sus pequeños cerros y remontes situada a 12 kilómetros de Oudenaarde en dirección suroeste.






HOTEL LA SABLIÈRE

Después de pasar por una bonita zona repleta de vegetación llegamos al Hotel La Sablière, incluido en la red de establecimientos de la Guía Michelín. Mi primera impresión al estar delante de este hotel fue muy buena, pequeño, rural, entorno inmejorable, ideal si estás un poco cansado de grandes estructuras de metal y hormigón.

La-Sabliere-Flandes


Si la primera visión fue positiva no fue diferente al entrar en sus instalaciones. No hay nada que me resulte más acogedor que esos espacios donde la madera y la piedra juegan un papel principal y eso es lo primero que vimos al cruzar la puerta. El recibidor, junto a un salón y el restaurante son los tres espacios que componen la planta inferior.


La-Sabliere-Flandes


Otro de los aspectos que destaco de este pequeño hotel son sus enormes ventanales que dejan entrar la luz natural por todos los rincones. Si a esto le unimos que, al menos durante nuestra estancia, se respiraba un ambiente de tranquilidad absoluta estamos ante uno de mis hoteles preferidos dentro de los eventos de promoción a los que he sido invitado.

Las plantas superiores están destinadas a los dormitorios y suites. Todo sigue encajando, la decoración, el ambiente, etc. Tuve la oportunidad de dormir dos noches y fue realmente como estar en casa. Tan solo una pequeño detalle si tenemos que decir algo y es que no está del todo insonorizado, de vez en cuando puedes escuchar como cruje el suelo de madera al andar. Particularmente es un pequeño detalle, insignificante al lado de todas las buenas sensaciones que experimenté mientras estuve alojado en el Hotel La Sabliere.


La-Sabliere-Flandes


En cuanto a precios he  de decir que, tras investigar en conocidas página de reservas, los precios oscilan entre los 100 y los 280 € (iva y desayuno incluídos) y mirando las estancias puedo deciros también que no hace falta que os vayáis a las suites de precio superior para encontrar un espacio realmente encantador donde disfrutar de unos días de relax.


La-Sabliere-Flandes



AUBERGE L`ENTRECÔTE

Abandonamos el hotel para ir a cenar algo antes de disfrutar del primer evento al que asistiríamos durante la celebración del centenario. Para ello nos vamos al Auberge L`Entrecôte, otro espacio donde poder pernoctar en un ambiente relajado pero que además cuenta con un excelente restaurante.


L´entrecote-Flandes


Como no podía ser de otra manera con ese nombre, después de un elaborado y buen entrante de salmón, disfrutamos de uno de sus platos estrellas. No podía ser otro que un magnífico entrecot. Pareciera que quiero daros envidia y no es así, os cuento que este restaurante realmente merece la pena, de nuevo el ambiente es muy acogedor y se nota que saben lo que hacen en la cocina. 

Puede que en estos momentos por los que pasamos sea todo un lujo poder comer o dormir en estos establecimientos pero creedme, una de los pensamientos que tuve tras mi paso por el La Sabliere y el L`Entrecote fue que, cuando me lo pudiera permitir, esto lo tendría que disfrutar con mi mujer y me sentí un poco mal por no poder hacerlo. Son de esos sitios de los que te llevas un buen recuerdo destacando por encima de todo el ambiente y el buen hacer.


L´entrecote-Flandes



EL MÍTICO MUUR EN GERAARDSBERGEN

La gran mayoría de profesionales, aficionados y seguidores del ciclismo y en especial de pruebas clásicas como el Tour de Flandes saben muy bien que quiero decir cuando hablamos de un "muro". Para el resto de los mortales, entre los que me incluyo, puede que tuviéramos una ligera idea o lo desconociéramos por completo pero... para eso estamos aquí!. Hoy os voy a contar lo que significa esta palabra dentro del ciclismo a través de uno de los muros míticos dentro de un gran clásico como es el Tour de Flandes.


De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


Para llegar a la localidad de Geraardsbergen debemos regresar sobre nuestros pasos, pasar cerca de Ourdenaarde y continuar a partir de aquí unos 25 kilómetros más en dirección este. Llegamos a una de las localidades más antiguas de Bélgica y uno de los pasos habituales en la prueba ciclista gracias a su Mítico "Muur".

Pero vamos desde el principio. Nos encontramos en la región de las Ardenas Flamencas, quizás habréis oído hablar de ello. Se trata de una zona donde abundan numerosas colinas con una altura que no suele exceder los 150 metros. Un muro forma parte de las pruebas ciclistas y consiste en la ascensión a dichas colinas. Las más apreciadas por su dificultad son las que transcurren por suelos adoquinados. Imaginad el esfuerzo que debe requerir y la proeza que supone acabar una etapa donde te puedes encontrar varios de estos muros.


   De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde            De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


Una vez os he explicado en que consiste debéis saber que estamos ante el que quizás es el más mítico de todos. Si ponéis en el buscador simplemente "Muur" o "De Muur" aparecerá el Muro de Geraardsbergen. Sus características lo hacen único ya que los ciclistas recorren aproximadamente un kilómetro en ascensión con una inclinación que alcanza en ocasiones el 20 % de desnivel hasta llegar al punto más alto donde se encuentra una pequeña capilla que, tras buscar su traducción, viene a ser algo así como Nuestra Señora de la Vieja Montaña.


De-Muur-Geraardsbergen-De-RondeCon motivo del centenario se han preparado una serie de actos y uno de ellos se lleva a cabo junto a esta capilla. Antes de ellos tenemos la posibilidad de recorrer este mítico muro a pie y darnos cuenta de su extrema dificultad.




De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


No solo estamos ante una dura ascensión que nos llevará a más de 100 metros sobre el nivel del mar sino que nos encontramos con un recorrido con curvas que dificulta aún más superar este reto.


De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde
Por el camino vemos algunos paneles informativos sobre su historia, ciclistas de renombre y auténticos héroes en el mítico "De Muur" como Fabian Cancellara o Eddie Merckx entre muchos otros, hasta que divisamos el final de la ascensión y con ella el pequeño santuario..




Imagino lo que debe ser llevar a cabo la subida por este estrecho camino empedrado mientras la multitud te da ánimos para que llegues al final. Sin duda emotivo, emocionante y un subidón de energía extra que ayuda a superar tan difícil reto.


De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


Tras impregnarnos de la magia que desprende este muro llegaba el turno de asistir al espéctaculo llamado "Muur & Mythe". En una palabra... espectacular!! El tiempo no acompañó, incluso llegó a llover unas gotas pero todo estaba preparado y cada asistente en su asiento tenía preparado un chubasquero para lidiar con la situación.


De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde



De-Muur-Geraardsbergen-De-RondeNo os quiero contar mucho sobre este espectáculo por si tenéis la ocasión de vivirlo en directo pero si os diré que la combinación de luces, agua, fuegos artificiales junto a la interpretación de temas emotivos acompañados de elaborados bailes fue algo que no nos dejo indiferentes.



No podría deciros si este espectáculo se realiza periódicamente, si con el tiempo encuentro dicha información la añadiré a este artículo para que tengáis la oportunidad de asistir si lo deseáis.


De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde
De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde

De-Muur-Geraardsbergen-De-Ronde


Por nuestra parte, después de un día de vuelos, fuegos artificiales y mucho ciclismo decidimos irnos a descansar. La primera toma de contacto con el mítico Tour de Flandes había sido muy positiva pero esto no había hecho más que empezar. El siguiente día fue aún más intenso, nos esperaba un tour por la preciosa ciudad de Oudenaarde así como eventos ciclistas y actos divertidos pero eso... ya es otro artículo. Un saludo viajeros!!

Enlaces de interés: Tour de Flandes: "100 años de ciclismo"


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros