lunes, 24 de junio de 2013

Oudenaarde: "Conociendo la ciudad"



Cuando hablamos de Flandes la mayoría sabría decir que es una región que se encuentra en Bélgica, pensando un poco nos acordamos de ciudades relevantes como Gante, Brujas o Amberes entre muchas otras pero es probable que si os hablo de una pequeña localidad llamada Oudenaarde no tendríamos tan claro donde colocarla en un mapa.  Por eso hoy os voy a hablar de ella, en el fin de semana que recorrimos el territorio flamenco estuvimos un día visitando y conociendo la ciudad

Si habéis seguido otros artículos sobre el país ya habréis descubierto que Oudenaarde es la sede de uno de los eventos deportivos más seguidos en Bélgica y en general por todos los amantes del ciclismo, se trata del Tour de Flandes o como aquí se conoce Ronde Van Vlaanderen. Pero la ciudad tiene mucho que ofrecer, su situación estratégica cerca de Francia la convierten, desde mucho tiempo atrás, en un importante núcleo comercial. Es por ello que también ha sufrido numerosos asedios y se ha visto inmersa en varias guerras que quedaron para el recuerdo. Pero lo mejor es que demos un paseo por la ciudad y os voy contando más detalles para que lo entendáis mejor. ¿Me acompañáis?

Nos dirigimos en primer lugar al centro, llegamos a la Grote Markt (Plaza Central) y descubrimos un amplio y luminoso espacio que resulta ideal para comenzar nuestra visita por la ciudad. Me llaman especialmente la atención las coloridas casas que rodean esta plaza. Es un buen punto de partida para conocer la arquitectura tradicional belga que todavía se mantiene en pie en la zona oriental de Flandes.




Pero lo que más llama la atención, sin lugar a dudas, es el edificio que alberga la Cámara Municipal o Ayuntamiento. Esta construcción gótica del siglo XVI tiene el honor de pertenecer al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO gracias a su vistosidad y sobre todo a su espectacular campanario. A día de hoy es posible visitar este edificio y descubrir parte de la historia de la ciudad a través de las colecciones de arte que se conservan en su interior.





UNA VISITA AL MOU

En uno de sus laterales se encuentra el MOU (Museo de Oudenaarde), desde aquí vamos a acceder al interior del ayuntamiento y vamos a descubrir, a través de una visita guiada, aspectos relevantes de la cultura y las tradiciones de sus habitantes.






La galería más importante es sin duda la destinada a las alfombras o tapices. En el siglo XVI una gran parte de la población se dedicaba a este oficio aunque se conocen datos que apuntan a que ya se elaboraban desde el siglo XIV. Al menos durante tres siglos Oudenaarde estuvo a la cabeza en Europa en la fabricación de estas gigantescas y laboriosas obras de arte.




En estos impresionantes murales encontramos motivos religiosos pero también aspectos de la vida cotidiana, paisajes y algunos, debido a los tiempos en que fueron fabricados, esconden bajo un doble sentido temas relacionados con la sexualidad. 

Otra de las galerías que merece especial mención es la Galería de la Plata. La colección es tan grande que está repartida en varias salas y de ellas lo que mas destaco es la extremada laboriosidad de muchas de sus piezas. 




Esto es algo que descubrirás fácilmente si miras los diminutos detalles tallados sobre el metal. Especial mención a un pequeño ciervo, una colección de platos cuyos detalles minúsculos le aportan a las imágenes un gran realismo o la copa o cáliz de la fotografía que aquí os muestro.


Y para que podáis ver más detalles de estas magníficas colecciones aquí os dejo una selección de las mejores fotos que hice en este museo: 17 fotografías del MOU (Museo de Oudenaarde)



PASEANDO POR OUDENAARDE

Después de visitar la Cámara Municipal y su extraordinario museo regresamos de nuevo a la Grote Markt. En sus inmediaciones se pueden observar otras construcciones relevantes como la Iglesia de Santa Walburga, una mezcla de las diferentes versiones del gótico desde el siglo XII, cuando fue construída, pasando por diferentes reformas hasta el siglo XV.




A punto de salir de la plaza nos encontramos otros monumentos como el de la foto que os enseño. Aún sin poder averiguar muy bien cual era su significado resulta cuanto menos llamativo y curioso, difícil dejar de observarla. Probablemente os ocurrirá que intentéis buscarle vuestro propio sentido, por mi parte el mio me lo guardo porque es demasiado complejo para explicarlo.




En Oudenaarde hay un conjunto artístico importante a pie de calle, solo es cuestión de perderte un poco por sus calles. Encontrarás varias iglesias y conventos, parques o edificios como la Casa de Margarita de Parma y el antiguo Beaterio, un hogar de mujeres voluntarias que decidieron dar su vida para cuidar a los enfermos. Este último también es ideal para seguir observando la arquitectura flamenca y disfrutar de sus pequeños y coloridos jardines.

En nuestro paseo nos acercamos a orillas del Río Escalda y pudimos divisar en la otra orilla la Iglesia de Nuestra Señora de Pamele. Otra construcción de estilo gótico cuyos orígenes datan del siglo XIII. Una de las visitas destacadas en el interior de esta iglesia son las tumbas de los Barones de Pamele.




Para que tengáis una visión más amplia de la ciudad os he preparado otra galería fotográfica: 14 fotografías de Oudenaarde



CENTRUM RONDE VAN VLAANDEREN

Algunos ya sabéis por otros artículo que he escrito que nuestra misión principal era asistir a la celebración del Centenario del Tour de Flandes. Es por ello que, dentro de la visita a la ciudad, no podía faltar acercarnos a las instalaciones del centro que alberga todo lo relativo a este clásico entre los clásicos dentro de las carreras ciclistas.




No hay duda, este lugar, además de servir de sede durante las pruebas que se realizan en la localidad es un auténtico museo. Un paseo por la historia de los incontables ciclistas que han pasado por esta prueba y que han dejado su marca personal, auténticos ídolos para los amantes del ciclismo y del deporte en general.




Dentro del Centrum Ronde Van Vlaanderen hay dos visitas ineludibles. La primera es la sala audiovisual donde podréis ver un vídeo espectacular con las mejores imágenes que se han ido recopilando a lo largo del tiempo desde los inicios de esta extraordinario evento que ha cumplido, como sabéis, 100 años en el 2013.




La segunda visita no tiene nada que envidiar a la anterior. Recorremos diferentes salas para descubrir auténticas reliquias, auténticas piezas de coleccionista que más de uno querría tener en su casa. Nos encontramos con vestuario de otras épocas que incluye todo lo que podáis imaginar, desde guantes, zapatillas o gorras a maillots de conocidos ciclistas. 

También vemos las primeras bicicletas con las que se empezó a correr junto a otras no tan antiguas pero auténticas joyas como la de Eddie Merckx "El Canibal", un ciclista que lo ha ganado todo dentro de este deporte desde 1965 hasta 1977 incluyendo, por supuesto, el Tour de Flandes. 




Y como no podía ser de otra manera os he preparado otra galería para que disfrutéis de este extraordinario deporte basado en la resistencia y en la superación personal. Centro Ronde Van Vlaanderen



UN LUGAR PARA COMER

Era el turno de regresar al hotel, teníamos que arreglarnos para seguir disfrutando de la ciudad, esta vez en horario nocturno. Lo primero que tocaba era reponer fuerzas después de haber estado todo el día pateando las calles y sus lugares de interés. El lugar elegido fue el Wine & Dine situado en la C/ Hoogstraat 34, en la misma que el MOU de Oudenaarde.

Se trata de un edificio tradicional pero con un interior moderno. Bastante agradable, con una planta superior para comidas de grupo y con el aliciente de encontrarte en pleno centro de la ciudad.




No podíamos irnos de Flandes sin probar una de sus recetas típicas, aunque probaríamos otros platos tradicionales belgas, en esta ocasión era el turno de los espárragos a la flamenca. Os puedo decir que no defraudaron ni en la calidad del producto ni en la elaboración. Si visitáis este establecimiento no dejéis de pedirlos.





EVENTOS PUNTUALES

Antes de despedir el día nos quedaba todavía algo que hacer. Con motivo del centenario de la pupular "De Ronde" se organizar eventos de todo tipo en la ciudad. Competiciones, mercadillos, exposiciones y también un acto curioso llamado Retro Ball que, como su nombre indica, consiste en un baile vestidos con ropa de época.




El lugar elegido para celebrar este evento es el Ayuntamiento, en una de sus amplias salas nos encontramos con un grupo tocando en directo temas clásicos de diferentes estilos pero que representan el espíritu que se vive durante los días de todo un clásico como es el Tour de Flandes. 




A pesar de vestirnos para la ocasión en un principio te encuentras un poco desubicado, es normal al no estar acostumbrado a este tipo de fiestas pero, con un poco de predisposición, seguro que podéis pasarlo muy bien. 




El día concluye y debemos acabar aquí esta segunda etapa por tierras flamencas. Aún nos queda un último día cargado de nuevas experiencias y queremos estar a tope para no perdernos detalle. Para terminar os doy una última recomendación, no olvidéis Oudenaarde si os encontráis en Flandes. Aunque no es una ciudad tan popular como otras puede que sea una de esos lugares que acabe sorprendiéndote. Un saludo viajeros!!



1 comentario :

  1. Enhorabuena, te hemos concedido el premio” THE VERSATILE BLOGGER”, esta vez para esconder los premios, he pedido ayuda a un genio, aquí te dejo el enlace, para que busques los premios. Mucha suerte y besitos babosos.

    http://anticrisis2013.blogspot.com.es/2013/06/capitulo-ccxxix-los-secretos-de.html

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros