lunes, 14 de octubre de 2013

Albarracín en 16 fotografías



He de deciros que no ha sido nada fácil hacer una selección de fotos sobre una ciudad como Albarracín. Si ya la conocéis seguro que sabéis de lo que hablo y si no es así os comento que es una de esas ciudades en la que la cámara no para ni un instante ya que, en cada rincón, encuentras un buen motivo para pulsar el botón. Aún así he asumido el reto esperando que esta galería os resulte inspiradora y sea una buena muestra para que la visitéis. Te invito a que conozcas Albarracín en 16 fotografías.

Un viaje a Albarracín puede ser una gran experiencia, ¿por qué digo esto? porque está rodeada de paisajes naturales extraordinarios. Los Montes Universales, el Paraje Protegido de los Pinares de Rodeno o la sierra que recibe su nombre son espacios por los que merece la pena disfrutar del trayecto. Declarada Monumento Natural y Bien de Interés Cultural no es de extrañar que esté en vías de alcanzar la calidad de Patrimonio de la Humanidad (UNESCO) ya que alberga infinidad de muestras de diferentes culturas que han habitado durante siglos la localidad y sus alrededores. De hecho se conoce la existencia del hombre en la zona desde la Edad del Hierro.


Foto-Albarracín

Celtas, árabes y cristianos han batallado por custodiar una ciudad estratégicamente situada en la provincia de Teruel ya que por sus margenes abundan los ríos como el Guadaliviar, Júcar, Cabriel, etc. y además cuenta con montañas que en la época eran ideales para la defensa del territorio. Sin duda este último aspecto hoy no tiene mayor relevancia y lo que queda es un conjunto histórico-cultural con el que podemos aprender mucho sobre la forma de vida de sus habitantes tiempo atrás. 


Foto-Albarracín


Desde la parte baja ya se puede apreciar que es una ciudad que hay que tomársela con calma. Desde este punto divisamos 2 campanarios que se alzan sobre infinidad de casas colgadas, la piedra destaca sobre todo lo demás y tras unos instantes observando esta excelente vista panorámica decidimos empezar a ascender. No soy de los que le gusta seguir una ruta establecida, en esta ocasión no fue diferente y desidimos callejear sin rumbo, sin plano y sin una dirección concreta, dejamos que la ciudad nos fuera sorprendiendo poco a poco. 


Albarracín


No tardamos en descubrir encantadores callejones donde destacaban los detalles en forja de ventanas y puertas. La torre de la Catedral del Salvador es la eterna imagen de Albarracín ya que desde cualquier punto de la ciudad es fácilmente visible, hecho que vais a apreciar en muchas de las fotografías que he incluido en este artículo  


Catedral-Salvador-Albarracín


No tardamos en llegar hasta la plaza mayor una buena referencia para emprender diferentes rutas. En sus proximidades se encuentra el edificio del Ayuntamiento del siglo XIV y numerosas edificios de interés como la Iglesia de Santa María y las Torres de Doña Blanca y del Andador.


Plaza-Mayor-Albarracín


Yo os recomiendo que os encaminéis hacia un balcón llamado Mirador de los Arcos porque encontrarás unas vistas extraordinarias de Albarracín. Como no podía ser de otra manera la imagen de la Catedral está presente desde este rincón pero también podréis descubrir el precioso entorno natural que rodea la ciudad.


Mirador-De-Los-Arcos-Albarracín


Seguimos ascendiendo por las estrechas calles con la intención de ver más de cerca las murallas del castillo pero el camino nos hace ir parando en muchas ocasiones para observar los mil y un detalles que nos vamos encontrando. Edificios pintorescos, vistas panorámicas e incluso detalles del alcantarillado con tapas que tienen más de 60 o 70 años.


Albarracín

Albarracín

Albarracín

Albarracín


Entre las construcciones características nos encontramos con la Casa de la Julianeta, la encontramos mientras andábamos por la Calle Santiago, observamos un arco llamado Portal de Molina y al mirar atras vimos esta peculiar construcción que curiosamente es el edificio más emblemático de la arquitectura de la ciudad. Se trata de una casa construida en madera y yeso que se encuentra en el vértice de dos calles y sorprende su estrecha base y su forma irregular.


Casa-Julianeta-Albarracín


Poco a poco vamos descubriendo escenarios que recuerdan a otras épocas, es un buen momento para plantearse si es necesario el acelerado progreso en el que estamos inmersos y tanta tecnología para disfrutar simplemente de las cosas sencillas de la vida que al final son las que realmente valoras, más que tener el móvil de última generación o el super coche que es mejor que el de mi vecino. Mientras reflexionamos sobre cómo nos gustaría que fueran las cosas encontramos un camino que nos conducía más arriba pegados a las murallas de la ciudad.


Albarracín

Murallas-Albarracín

Albarracín


Con el cielo despejado observamos las murallas del castillo, murallas construidas en la época cristiana hace ya más de 7 siglos y que son una muestra del carácter defensivo de Albarracín en aquellos tiempos. Es un lugar ideal para observar gran parte del territorio y de igual forma para contemplar la ciudad desde otro punto de vista, este factor a nosotros nos resulta muy interesantes ya que no todos los lugares ofrecen la posibilidad de descubrirlos desde dentro y en pocos minutos desde las alturas. 


Murallas-De-Albarracín


Como última aportación a este articulo he de deciros que este lugar, a pesar de ser muy turístico, es de aquellos que yo elegiría para relajarme, para pasear entre casas de piedra, barro, yeso y forja a través de sus estrechas callejuelas y por supuesto para disfrutar de los extraordinarios paisajes que brindan los alrededores. Sin duda sería un buen destino para retirarse con el fin de experimentar una "desaceleración" o quizás me entendáis mejor al decir que sería un buen lugar para llevar un "ritmo lento" comparado con el de las grandes ciudades donde algunos nos empeñamos en vivir. 


Albarracín


Como siempre, más allá de llenar el artículo de datos históricos, hemos preferido contarte nuestra ruta y mostrarte Albarracín con estas 16 fotografías. También hemos preferido contaros nuestras impresiones esperando que, de esta manera, podáis haceros una idea de lo que os encontraréis antes de visitar el lugar. Para nosotros ha sido una experiencia positiva que recomendamos a todos aquellos que aún no os hayáis convertido en adictos al asfalto, si aún sois de los que os alejáis de las ciudades cuando tenéis ocasión no os lo penséis, seguro que este es un buen lugar para escaparos. Un saludo viajeros!!


8 comentarios :

  1. ¡¿Cómo es que no hay comentarios sobre un artículo tan bonito, unas fotos que gustan tanto, aunque yo no pueda calificar para otros la calidad de las mismas por no ser un experto en la materia; y una conclusión en sus dos últimos párrafos tan coherente con el recorrido expuesto?!... Iba a objetar a la descripción "murallas cristianas"... menos mal que retrocedí sobre mis avances en el ordenador para repasar la crónica en este punto, pues habla de "murallas construidas en la época cristiana", más bien que lo que pensé al principio sobre su explicación, aunque sospeché que no era exacta, y por eso retrocedí. ¿Quieren referirse a algo similar, es decir, no "murallas cristianas" pero sí murallas construidas por causa de, o para los cristianos? Si es así, aquí radicaría el error, desde el punto de vista de que los verdaderos cristianos nunca necesitaron de murallas materiales, literales para defenderse, ni desde ellas atacar a nadie, puesto que como bien se describe en su "Libro de Texto", que casi todos tienen pero pocos usan más allá de tenerlo guardado en cajones o expuesto en estanterías, por que ni quieren hacerlo ni lo entienden; ni sus armas ni su guerrear son carnales, como no lo es "la espada del espíritu", que empuñan o llevan colgada del cinto. Tales cristianos, igual entraban, residían, o salían huyendo si les daban tiempo a hacerlo los demás residentes de ciudades amuralladas, por causa de su predicación del mensaje cristiano, a veces a manos de otros que también se llamaban cristianos, lo cual debería que dar más en qué pensar a los buenos analistas, pues en la época presente, aunque las murallas de piedra solo sean turísticas, también las hay simbólicas, espirituales, y por sus puertas entran, o en su interior residen, o de ellas salen, quienes siguen con su obra de dar testimonio al mundo entero, incluidos los que afirman serlo pero no lo son cristianos, hasta concluirla, y que quede bien claro, tanto a los que ya lo saben como a quienes tienen dudas, QUIENES son los verdaderos cristianos. Otro día hablaré de las iglesias de piedra y las catedrales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver. Al margen del rollo patatero sobre QUIÉNES y demás. La muralla de Albarracín no es de una sola época. Está la más antigua, de la medina musulmana (lo que ahora se conoce como castillo, y sus alrededores), y la posterior ampliación, que es la que se ve al norte, abrazando la parte superior de la ciudad. Para ver la huella árabe en las murallas, basta con apreciar el color rojo del yeso que utilizaban para construir.

      Eliminar
  2. Como ya te he dicho en otras ocasiones, Albarracín es uno de mis pueblos favoritos de Teruel. Hace muchísimos años que no voy y aun así, sigo teniendo grandes recuerdos del lugar.
    Al final, tanto leerte voy a tener que bajar a hacer una visita a la zona y recuperar recuerdos y fabricar nuevos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos por vuestras aportaciones, siempre es bienvenida toda clase de información que ayude a entender mejor acontecimientos de otras épocas, para mi es un honor que intervengáis con esta clase de comentarios constructivos. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Muy hermoso lugar .. miles de abrazos RICKY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albarracín es uno de los pueblos más bonitos de España. Apúntalo Ricky para cuando puedas venir.

      Eliminar
  5. Esperemos que algún día llegué , por Europa , anduve en el 2000 por Alemania y SUiza

    ResponderEliminar
  6. un lugar de fantasía , abrazos

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros