jueves, 28 de noviembre de 2013

Nacimiento del Río Cuervo: "Monumento Natural"

Nacimiento-del-Río-Cuervo


Entre las numerosas escapadas que hacemos para conocer los espacios naturales de nuestro país por fin hemos podido incluir una ruta de las que considero "imprescindibles". Nos desplazamos hasta la provincia de Cuenca para descubrir el Nacimiento del Río Cuervo, un Monumento Natural de paisajes extraordinarios situado en Vega de Codorno, una pequeña población ubicada en plena serranía conquense.

Antes de contaros como fue nuestra ruta he querido dejaros un pequeño plano de ubicación con distancias kilométricas de algunas de las ciudades que rodean este nacimiento. Ciudades como Cuenca, Teruel o Guadalajara se encuentran a una hora de viaje aunque he incluido algunas más alejadas pero con distancias igualmente aceptables para pasar un día rodeado de naturaleza.


Nacimiento-del-Río-Cuervo



El lugar está muy bien indicado, justo en frente de la entrada encontramos algunos restaurantes con espacios al aire libre, algunos incluso te permiten llevar tu propia comida para hacer en la barbacoa con la condición de que consumas las bebidas del establecimiento. Si lo prefieres puedes pedir alguno de los menús que preparan, nosotros lo hicimos antes de comenzar la ruta ya que llegamos a medio día probando algunos platos típicos de la zona. Quedamos muy contentos pues las raciones eran más que generosas, el precio bastante económico y además no nos pusieron ninguna pega por comer en la terraza con nuestra perra "Sam". 

Y ya que hablamos de mascotas aprovecho para decir que en este espacio natural tienen permitida la entrada, motivo que me alegró mucho al saberlo ya que en otros espacios similares como el Nacimiento del Río Mundo, un espacio igual de espectacular en mi propia tierra (Albacete), no ocurre lo mismo. Que sirva como toque de atención para aquellos que quieren poner barreras a la naturaleza ya que en ella viven animales y sin ninguna duda somos los "seres humanos" los menos respetuosos con el entorno que nos rodea. Sabiendo esto ¿Quienes somos nosotros para poner prohibiciones de este tipo?.

Después de esta breve reflexión comenzamos la visita al Monumento Natural del Nacimiento del Río Cuervo. He de decir que es una ruta corta y sencilla, accesible casi al 100 %. Digo esto porque en gran parte del recorrido han construido pasarelas por donde una silla de ruedas puede circular sin problemas. No descarto que con el tiempo una persona con movilidad reducida pueda subir hasta el último tramo para ver el nacimiento. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo


Este nacimiento se sitúa entre la Serranía de Cuenca y el Parque Natural del Alto Tajo lo que le proporciona un microclima muy especial. En esta imagen y en otras os muestro las pasarelas que transcurren por paisaje repletos de vegetación con enormes pinos que parecen llegar a tocar el cielo y otras especies como tilos, arces, tejos o acebos entre otros. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo


El primer punto de interés señalado como tal y totalmente accesible son las cascadas. Llegamos a ellas tras andar unos 20 minutos y aunque no llevaban mucha agua, ya que fuimos a finales de agosto, si que pudimos observar algo que en otras estaciones puede que no se vea de igual manera. Se trata de las formaciones rocosas que el agua ha ido modelando a su paso. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo

Nacimiento-del-Río-Cuervo


En esta imagen se puede apreciar mejor las peculiaridades de este relieve kárstico tan particular y donde se observa como el agua a creado sus propios conductos a modo de canales para fluir libremente hasta llegar a la pequeña laguna de la parte inferior. Hemos visto estas cascadas con un torrente de agua espectacular pero sin duda esta imagen no lo es menos ya que nos muestra lo que la naturaleza es capaz de hacer por si misma. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo


Tras la visita a las cascadas proseguimos el recorrido en un tramo en ascensión que nos muestra el camino que sigue el río. La vegetación transforma de nuevo el escenario y nos envuelve en un paisaje sombrío por donde fluyen pequeños saltos de agua, imágenes propias de cualquier cuento de hadas que sin lugar a dudas nos aportan mucha tranquilidad.


Nacimiento-del-Río-Cuervo


Algunas pasarelas cruzan el río y nos muestran un punto de vista diferente al que teníamos hasta el momento. Más adelante os muestro algunas imágenes desde alguno de estos puentes.


Nacimiento-del-Río-Cuervo


Atravesamos un espacio abierto entre tanta vegetación que nos deja ver espectaculares imágenes de las montañas al fondo y es que no debemos olvidar que ascendemos a casi 1500 metros de altitud. Tampoco debe asustarse nadie pues el desnivel no es en absoluto relevante, cualquier persona que no tenga ningún problema particular debería ser capaz de llegar hasta el final del recorrido sin problemas. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo


De nuevo seguimos el recorrido paralelos al río y nos sorprende en algunos puntos los intensos y a la vez transparentes azules del agua del río que nos permiten ver el fondo con absoluta claridad.


Nacimiento-del-Río-Cuervo


Y aquí os muestro algunas imágenes cruzando por alguno de esos puentes que os mencionaba. Ya he destacado en alguna que otra ocasión el poder de atracción que ejercen sobre mi los paisajes donde hay agua. Sin duda este es uno de ellos, son lugares en los que uno disfruta imaginando lo que se esconde entre las ramas o debajo de una piedra y es que el agua sin lugar a dudas llena los espacios de vida. 


Nacimiento-del-Río-Cuervo

Nacimiento-del-Río-Cuervo

Nacimiento-del-Río-Cuervo


Y por fin llegamos hasta el nacimiento, tranquilo en estas épocas de año por lo que podemos observar la grieta por donde emana el agua de esta pequeña gruta. En época de lluvias es todo un espectáculo ya que el torrente fluye con una fuerza asombrosa y es más que posible que salgáis un poco mojados si os acercáis demasiado a la barandilla. En cualquier caso merece la pena mojarse y descubrir de cerca el poder de la naturaleza.


Nacimiento-del-Río-Cuervo

Nacimiento-del-Río-Cuervo


Con esta imagen desde el Nacimiento del Río Cuervo me despido de vosotros en buena compañía. Mi mujer (Vanesa), nuestra perra (Sam) y yo mismo os recomendamos que vengáis hasta aquí, nosotros lo haremos en más ocasiones ya que en los alrededores hay mucho que ver, además no queremos dejar pasar la oportunidad de pasar alguna noche en una sierra que nos brinda espacios naturales tan increíbles como este. ¡Un saludo viajeros!


3 comentarios :

  1. hola Miguel
    fui hace muchos años de casualidad y me pareció muy bonito este sitio.
    gracias por recordarmelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada María, estos lugares parece que están a salvo y estarán ahí muchos años para visitarlos muchas veces ;))

      Eliminar
  2. Nosotros fuimos el año pasado en Verano y nos encantó, la pena que no llevaba mucha agua por las fechas que eran. Veniamos de ver la ciudad Encantada, otro sitio obligado de la Sierra de Cuenca, además de hacer la parada de rigor en el Ventano del Diablo.

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros