lunes, 12 de mayo de 2014

Cádiz: Un paseo por Vejer de la Frontera"


Lugares imprescindibles, lugares que no te puedes perder, ¿cuántas veces nos han hablado de esos lugares? Yo mismo os he recomendado muchos de ellos y hoy no va a ser una excepción. Situada en una colina de la comarca de La Janda en Cádiz encontramos Vejer de la Frontera, un pueblo que a pesar de no estar incluído dentro de la ruta de pueblos blancos de la provincia bien podría servir de referente. Damos un paseo por uno de los pueblos más encantadores del sur de España y aquí te lo contamos. ¿Nos acompañas?


Se tiene constancia de que el hombre habitó estas tierras desde los comienzos de la Edad de Piedra. Desde entonces se han hallado vestigios de diferentes épocas como la Edad del Bronce y como no podía ser de otra también fue en su momento centro de atención del Imperio Romano y posteriormente de cristianos y musulmanes.



Para acercarnos hasta Vejer de la Frontera recorremos la E-5 entre los pueblos de Conil y Barbate. Conforme nos separamos de la costa nos adentramos en un verdoso paisaje hasta que por fin, en lo alto, se dejan ver las primeras casas. 

Como ciudad fortifica que fue en otros tiempos nos encontramos con numerosas cuestas que conducen a la zona amurallada, desde la zona baja contemplamos  la torre campanario de la Iglesia del Divino Salvador y sabemos que, a pesar del esfuerzo que supone, recorreremos algunas empinadas callejuelas para llegar a lo más alto.  



Para los que aún no habéis tenido la oportunidad de visitar Vejer debéis saber que cada año se lleva a cabo un certamen para elegir los patios más bonitos de la localidad. Durante los días que dura el concurso se pueden ver engalanados con flores y todo tipo de detalles típicos como es tradición en los patios andaluces.




Pero no te preocupes porque Vejer tiene mucho más a pie de calle y aunque tu visita no coincida con sus fiestas tradicionales disfrutarás de igual forma de su arquitectura y de las preciosas vistas panorámicas que encontraréis en cada rincón.



Ante las murallas de la ciudad fortificada nos encontramos con la figura de "la cobijada" en honor a la vestimenta tradicional que durante mucho tiempo han utilizado las mujeres de esta y otras localidades cercanas. No deja de impresionar esta forma de vestir ya que se cubrían completamente con telas de color negro dejando a la vista tan solo los ojos, en muchos casos tan solo uno de ellos. Hoy día algunas mujeres se visten de esta manera durante las fiestas patronales de agosto en honor a la Virgen de la Oliva. 




Recorriendo la ciudad amurallada nos encontramos de nuevo con la Iglesia del Divino Salvador, donde se observa el estilos románico, árabe y gótico que conforman el estilo mudejar. Recorremos los alrededores del castillo levantado en el siglo XI y declarado Monumento Nacional  en 1931, seguimos callejeando para rodear todo el conjunto de piedra formado por el mencionado castillo, la iglesia y la muralla almenada declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976. 





Tras este intenso recorrido por la localidad tenemos tiempo de bajar hasta la Plaza de España, lugar donde se ubica el Ayuntamiento, para degustar un té moruno en los preciosos patios de la Casa del Califa. Una buena recompensa al final del día para disfrutar de uno de los legados árabes que aún se mantienen en el sur de España y con el que nos despediremos de Vejer con muy buenas sensaciones.






Puede que el artículo os haya resultado un poco breve pero tiene su explicación ya que, solo Vejer de la Frontera, merece una galería fotográfica que encontraréis al pie de este artículo. Este paseo por una de las localidades más bonitas de Cádiz se lo merece y además acompañaremos las imágenes con algunos comentarios de la ruta que realizamos. No os perdáis este fantástico pueblo blanco andaluz¡Un saludo viajeros!

GALERÍA FOTOGRÁFICA: VEJER DE LA FRONTERA

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros