lunes, 11 de agosto de 2014

El Gran Bazar de Estambul

Gran-Bazar-de-Estambul

Algo que nos encanta hacer cuando visitamos una ciudad nueva es recorrer aquellos espacios donde la gente hace su vida día tras día. Parques, puertos, plazas y por supuesto sus mercados son lugares para descubrir mucho más de lo que nos ofrecen los monumentos y lugares históricos de una ciudad. Estambul no es una excepción y su Gran Bazar nos brinda la ocasión perfecta para observar la rutina de cientos de vendedores que a diario abren sus establecimientos donde turistas y gente local se asoman para comprar cualquier cosa que uno pueda imaginar. 


Gran-Bazar-de-Estambul-Mapa
(Click en el plano para ampliar)


Gran-Bazar-de-Estambul-entradaCon un recinto de unos 45.000 metros cuadrados uno puede imaginar fácilmente que nos encontramos ante uno de los mercados cubiertos más grandes del mundo y también de los más antiguos ya que sus orígenes se remontan a mediados del siglo XV. En él tienen cabida más de 3.500 establecimientos que pueden llegar a acoger a alrededor de medio millón de visitantes en temporada alta. Tal es su tamaño que puedes acceder al bazar a través de 22 puertas de entrada. Es el turno de estudiar el plano que os hemos dejado más arriba para recorrer sus rincones, recomendamos tener paciencia ya que consta de más de 60 calles ordenadas según gremios. Si tu intención es ver de arriba a abajo cada una de sus secciones ten por seguro que necesitarás toda una mañana o una tarde para hacerlo. 

El Gran Bazar de Estambul es de esos lugares de los que resulta muy difícil salir con las manos vacías. Para un viajero es el lugar perfecto ya que no resulta nada raro encontrar algo que olvidamos echar en nuestro equipaje o algo que en esos momentos nos sea de utilidad. En nuestro caso nos vino muy bien un pequeño monedero decorado con motivos tradicionales para separar las monedas turcas de las europeas, un claro ejemplo de que siempre hay una excusa perfecta para comprar algo útil que a la vez termina siendo un souvenir.


Gran-Bazar-de-Estambul_1

Pero no solo podemos disfrutar de las compras en este gran mercado cubierto, la arquitectura del edificio donde se encuentra resulta fascinante a pesar de haber sido reconstruido 4 siglos después debido a un terremoto que se produjo en la ciudad. Todo el techo está compuesto por bóvedas de cañón decoradas con azulejos hechos a mano y nos recuerda porqué la antigua Constantinopla, hoy Estambul, era la ciudad más rica entre oriente y occidente en muchos aspectos como en cultura, arquitectura, comercio, etc.   


Gran-Bazar-de-Estambul_2


Gran-Bazar-de-Estambul_3Como viene ocurriendo desde sus inicios nos encontramos ante un bazar en el que el arte del regateo está a la orden del día llegando a ser incluso ofensivo no entrar en el juego o tomarse a mal estas técnicas de compra-venta. No es la única ciudad donde se conserva esta forma de comerciar, lo mejor es relajarse y disfrutar sin prisas de este arte en el que uno conseguirá siempre mucho más mostrando una sonrisa mientras regatea.

Entre las secciones más llamativas del Gran Bazar de Estambul se encuentra la artesanía en toda su extensión, desde la cerámica a la orfebrería pasando por las telas hechas a mano. En todas ellas encontraremos siempre un estilo sobrecargado pero de buen gusto y color... mucho color!!.


Gran-Bazar-de-Estambul_4

Gran-Bazar-de-Estambul_5

Gran-Bazar-de-Estambul_6

Como habéis visto el metal se trabaja para la fabricación de lámparas y utensilios del hogar o elementos decorativos entre los que se encuentran las armas antiguas, algunas de ellas realmente impresionan ya que podemos encontrar desde yelmos, escudos a cimitarras antiguas originales y réplicas utilizadas en antiguas batallas.


Gran-Bazar-de-Estambul_7


Gran-Bazar-de-Estambul_8A pesar de las enormes dimensiones del bazar las calles próximas están repletas de tiendas y puestos ambulantes al aire libre que venden todo tipo de productos. Imposible albergar la gran demanda de comerciantes que quieren tener un hueco en el interior por lo que al final gran parte de la zona antigua de la ciudad se convierte en un inmenso mercado imposible de recorrer por completo en menos de una semana.

Nuestra recomendación al encontrarnos en un lugar tan extraordinario como el Gran Bazar de Estambul es que te olvides de las prisas y te relajes, será la única manera para poder disfrutar de él y así llegar a empaparte de la magia que lo rodea. A pesar de que cada vez es más visitado por turistas de todo el mundo es posible pararte en un rincón a descubrir la esencia de este emblemático lugar, seguro que si lo intentas durante unos instantes serás capaz de transportarte hasta la flamante y enigmática Constantinopla. ¡Un saludo viajeros!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros