lunes, 9 de febrero de 2015

Trek Campo Base del Everest: Aclimatación en Tengboche

Trek-campo-base-everest-Tengboche-Everest

Hoy es una etapa atípica en el Trek al Campo Base del Everest. Tras la primera aclimatación en Namche Bazaar del día anterior llegamos a Tengboche y nos situamos a 3.867 metros de altura. La teoría nos dice que deberíamos salir hacia el siguiente destino pero improvisamos y decidimos quedarnos un día más y así descubrir uno de los lugares sagrados más importantes del Valle del Khumbu. 

Puede que esta decisión nos pase factura al final del trek pero no nos arrepentimos de haber disfrutado de Tengboche, sus maravillosas vistas y de la ceremonia budista del templo tibetano de la localidad. Hemos preparado un vídeo espectacular que no os debéis perder. Sin lugar a dudas es nuestro lugar favorito en el Himalaya. Entra y ¡dale al Play!




TREK CAMPO BASE DEL EVEREST

TENGBOCHE


ACLIMATACIÓN


Despertamos en Tengboche, a 3867 metros de altura tras la dura jornada del día anterior. Las vistas desde nuestro lodge no pueden ser mejores y nos recargan las pilas para seguir explorando el increíble entorno de la región del Khumbu. Desde la ventana contemplamos el Monasterio de Tengboche con la imponente imagen del Ama Dablam al fondo. ¿Se puede empezar mejor el día?


Monasterio-Tengboche-Ama-Dablam

Hemos decidido quedarnos un día más para recuperar una lesión de espalda, pero no nos vamos a quedar parados porque vamos a realizar un recorrido de aclimatación en los alrededores. Subiremos a una colina a los pies del Kantega y el Thamserku, dos colosos de más de 6.500 metros de altura. Saldremos del monasterio y en lugar de tomar el camino del Trek al CB del Everest tomaremos un camino paralelo que sale a la derecha. Recorreremos unos 250 metros hasta el comienzo de la ascensión. Subimos por la ladera y andamos unos 500 metros aunque se puede seguir ascendiendo todavía más si os apetece. Nosotros hicimos 1,5 kilómetros en una ruta de ida y vuelta. Os dejamos un mapa para que os podáis orientaR mejor.


Mapa-Tengboche

Tengboche-rododendros-banderas-de-oraciónRecorremos una gran esplanada en el centro de Tengboche y atravesamos un precioso camino de rododendros que, por ser el mes de mayo, se encuentran en flor. En breve observamos un camino de banderas de oración que indica por donde podemos empezar a realizar la ascensión. El viento sopla bastante fuerte ya que nos encontramos en un corredor, un cruce de valles que trae corrientes frías de los glaciares. Resulta un poco molesto, sobre todo para los oídos por lo que recomendamos protegeros bien con gorro, braga o pasamontañas. No tardamos demasiado en encontrar pequeños y coloridos santuarios. Creemos que pueden ser lugares sagrados donde se incineran a personas por las estructuras y restos que encontramos. 

Tengboche-santuarios-montañas

Tengboche-panorámica-vistasHemos ascendido alrededor de 200 metros y ya contemplamos una panorámica extraordinaria. Echando la vista atrás vemos Tengboche rodeada de increíbles montañas como la gran Khumbila o la sombra nevada del Kongde Ri. Mirando hacia arriba las vistas no son menos espectaculares. Aunque sobre nosotros el camino está despejado de nieve, intimida el hecho de encontrar rutas que conducen a enormes montañas como estas. Evidentemente existen limitaciones a la hora de seguir ascendiendo por ellas ya que se requieren permisos. Depende de la altitud a la que pretendamos situarnos pero para haceros una idea, por unos 250 € podríais llegar hasta los 6.500 metros de altura. 

Tengboche-vistas-thamserku

Estamos a punto de regresar, pero no sin antes disfrutar de la cumbre nevada del Thamserku. Un saliente a modo de balcón nos sirve para sacar estupendas panorámicas de la zona. No nos queda duda de que Tengboche se encuentra en un lugar privilegiado dentro de la Región del Khumbu. Un lugar que bien merece una estancia más larga para desconectar de todo y relajarte entre las montañas más altas del mundo. Para nosotros debería ser para obligatoria en el Trek al Campo Base del Everest.


Tengboche-Thamserku


MONASTERIO DE TENGBOCHE



Monasterio-Tengboche-Región-KhumbuRealizamos el descenso a Tengboche. Nuestro siguiente objetivo será asistir a la ceremonia que se lleva a cabo a diario a las tres del mediodía en el Monasterio de Tengboche. Esta es otra de las razones por las que decidimos quedarnos un día más ya que el día que llegamos no llegamos a tiempo. No podíamos perdernos la oportunidad de asistir a una ceremonia en el mayor Gompa de la Región del Khumbu, emparentado con el Monasterio de Rongbuk en el Tibet, situado en la cara norte del Everest.  Sus orígenes se remontan al año 1916 aunque tuvo que ser reconstruído en 1934 debido a un terremoto y en 1989 tras un cortocircuito que provocó un importante incendio. Actualmente presenta un buen estado gracias a la ayuda de la comunidad y donaciones procedentes de todo el mundo. 


Monasterio-Tengboche-oracionesDos jóvenes monjes se asoman por la ventana y hacen sonar las caracolas conocidas como "dungkars" a modo de llamada. Nos sentamos en un extremo de la sala, mientras el resto de monjes empiezan a ocupar sus asientos. Comienzan las oraciones acompañadas con un ritual que incluye la ceremonia del té. Poco a poco las oraciones van cobrando fuerza y comienzan a sonar las trompas tibentanas a las que se les unen otros instrumentos como los pequeños platillos o crótalos tibetanos conocidos como "tingshas". Los tambores también hacen acto de presencia y de repente te encuentras envuelto en la magia del budismo más auténtico proveniente de las solitarias montañas del Tibet. Sin duda es una experiencia que sirve para abrir nuestra mente en busca de diferentes culturas y formas de vida. 

Monasterio-Tengboche-Himalaya

Tras la visita al monasterio tenemos tiempo para disfrutar de las inmensas vistas del valle. Frente a nosotros el Ama Dablam, el Lhotse, el Nuptse y el gran Everest nos recuerdan que por encima de ellos no hay nada más No son pocos los que califican a Tengboche como una de los lugares más bellos del mundo. Entre ellos se encuentra John Hunt, el lider de la expedición que llevó a Edmund Hillary y Tenzing Norgay hasta la cima del Everest en 1953


Ama-dablam-Lhotse-Nuptse-Everest-desde-Tengboche

Muy pronto, este mismo valle que se presenta despejado en la fotografía, se cubrirá con un mar de nubes que durará hasta el amanecer. Pero esto ya es parte de nuestra siguiente ruta en el Trek al Campo Base del Everest que sin duda os recomendamos. Dejaremos atrás los últimos bosques de rododendros en Tengboche para adentrarnos en las áridas tierras de los glaciares más imponentes del mundo. Estamos a mitad de camino, aunque con algunos problemas físicos y retrasos en el trek por la filmación del recorrido, la ilusión por llegar al final sigue intacta. ¿Qué podemos decir tras ver esta última escena antes de irnos a dormir? ¡Un saludo viajeros!

2 comentarios :

  1. ¡Qué pasada! Menudas vistas a la montaña, y el sonido de las caracolas llamando a la oración es realmente mágico. Un entorno único, tengo muchísimas ganas de ir, lo malo es que mis vacaciones normalmente son en agosto, mala época... Muchas gracias por mostrarnos esta maravilla. Un abrazo de la cosmopolilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia,

      Como dices es un lugar mágico al que hay que ir una vez en la vida... al menos jeje. Si es un problema que solo tengas agosto porque allí es pleno monzón y hay derrumbamientos. También se puede ir a partir de mediados de septiembre. Ojalá tengas suerte y puedas hacerlo alguna vez. Un abrazo.

      Eliminar

Trabaja con nosotros