viernes, 12 de febrero de 2016

Gastronomía Marroquí: Olores, colores y sabores en el norte de África

Gastronomía-Marruecos-África
Cuando pienso en la gastronomía marroquí mi cabeza recuerda los sabores, colores y olores intensos de las especias y la contundencia de sus guisos y dulces más tradicionales. Desde Marrakech a los pueblos costeros, desde el Atlas al desierto, en cualquier lugar podrás disfrutar de exquisitos platos que mantienen la esencia de antiguas recetas del norte de África. Tras nuestras rutas en Marruecos te vamos a mostrar una cocina que despierta los sentidos. ¡No te lo pierdas!

Seguramente a estas alturas ya habrás tenido la oportunidad de probar un Cous Cous, habrás oído alguna vez la palabra "tajin" o conocerás la afición de los marroquíes por el té, las especias, etc. Todo esto forma parte de la tradición culinaria del país pero vamos a ir más allá para que tu también puedas disfrutar del paladar si decides visitar Marruecos.

GASTRONOMÍA EN MARRUECOS

UN DULCE DESPERTAR 

Si hablamos de la gastronomía de Marruecos tenemos que hablar en primer lugar de los dulces y pastas que se elaboran en muchas de sus cocinas. No importa si estás en un hotel muy lujoso, en un ryad humilde o recorriendo los puestos de cualquier localidad, en todos ellos podrás encontrarlos y disfrutar de un dulce despertar. Muchos se preguntan a la hora del desayuno ¿habrá café, leche, cola-cao, etc.? Depende donde te encuentres tendrás un buen acceso a estos productos pero lo ideal es disfrutar de un té y acompañarlo con pan árabe (khobz), mermeladas, frutas, dulces y pastas.

Desayuno-Ait-Ben-Haddou

Postres-en-Marruecos


DELICIAS PARA CUALQUIER MOMENTO DEL DÍA

Estos dulces a base de frutos secos incluyen almendras, nueces, maní, dátiles, etc. y son auténticas delicias para el paladar. A uno no le cuesta acostumbrarse a desayunar así de bien, aunque hay que decir que pueden ofrecerte este tipo de dulces y pastas en cualquier momento del día. También tienes la posibilidad de disfrutar de ellos a pie de calle y en este sentido tampoco podemos olvidarnos de los zumos de naranja que preparan, por ejemplo, en la popular Plaza Jmaa El Fna (Marrakech).

Frutos-secos-Marruecos

Pastas-dulces-Marruecos

Zumo-naranja-Jmaa-El-Fna

Con el té ocurre lo mismo. Ya sea en el desayuno, a mediodía, comiendo, después de comer o por la noche, nunca es mal momento para degustarlo si se hace al estilo tradicional. La hora del té en Marruecos se convierte en una ceremonia que forma parte de su cultura, símbolo de tradición y hospitalidad con el viajero y que suele ir acompañado de alguna que otra delicia, como los dátiles que degustamos en el pequeño poblado de Ait Ben Haddou, a los pies del Gran Atlas.

Té-menta-Marruecos

Dátiles-Marruecos

ESENCIAS DE MARRAKECH

Antes de meternos de lleno en los fogones tenemos que pasear por las calles de Marruecos para descubrir su esencia. En este sentido tenemos que destacar la gran variedad de especias utilizadas en su cocina. En cualquier puesto podemos encontrarnos con la menta, muy utilizada a la hora de preparar el té. Otras que nunca falta son la canela, cúrcuma, pimienta, azafrán, pimentón o la popular "harissa", a base de pimientos picantes molidos y que se usan en muchos platos típicos del norte de África.

Especias-Marruecos

Puestos-Jmaa-El-Fna

PLATOS TÍPICOS QUE NO DEBES OLVIDAR

En la cocina marroquí puedes encontrar carnes (especialmente cordero y pollo), pescados y mariscos marinados con ingredientes diversos de origen vegetal como pimiento, cebolla, limón, cilantro, perejil, etc. Otros productos muy utilizados son los cereales, encurtidos y otras verduras como la berenjena. Para empezar te recomendaríamos que pidieras una ensalada típica, aunque encontrarás algunas diferencias según donde te la sirvan. Como ejemplo te ponemos dos: la primera en Marrakech y la segunda en medio de las dunas de Erg Chebbi.

Ensaladas-Marruecos

Ensalada-marroquí

Los guisos y estofados más tradicionales son el Cous Cous y el Tajín, este último recibe el nombre del recipiente de barro donde se elabora. El Cous Cous ya se ha exportado a muchos lugares de nuestro planeta y se prepara con sémola de trigo a la que se le puede añadir diversos tipos de carnes y verduras. No hay una única preparación para este plato, incluso puedes encontrarte algunas recetas con pescado.

Cous-Cous-Marruecos

El Tajín se prepara en un plato de barro sobre el que se coloca un cuenco de forma cónica para cocinarlo. También existen diferentes ingredientes para prepararlo pero nosotros lo probamos con lentejas y podemos garantizarte que repetimos más de una vez.

Tajin-Marruecos

Tajin-lentejas-Marruecos

Tampoco nos olvidamos de algo tan típico como los pinchos morunos o las brochetas en las que a la carne se le añaden verduras. Las carnes más utilizadas para su elaboración suelen ser el cordero y el pollo a los que de nuevo se les añade una multitud de especias como cilantro, pimentón, pimienta, ajo, sal, zumo de limón, etc. En el caso de las brochetas se incluyen verduras como el pimiento, cebolla o tomate.

Brochetas-Marrakech

Pinchos-morunos-Marruecos

Y si echas de menos la comida rápida no te preocupes, en cualquier de las terrazas, bares y restaurantes más populares te podrás encontrar con pizzas hechas al horno. Eso sí, te recomendamos pedir alguna receta con ingredientes de la tierra para comprobar que su cocina también se puede fusionar a la perfección con la de los países occidentales.

Pizza-Marruecos

No olvides el carácter extrovertido de las gentes de Marruecos, algo que se refleja a la hora de sentarse a la mesa y que demuestra que todos pasamos un buen rato cuando disfrutamos de la comida. La gastronomía marroquí es, sin ninguna duda, un símbolo de identidad del país. Eso nos recuerda que tenemos que volver pronto, antes de que se nos acaben las especias que nos permiten tener siempre presentes los olores, colores y sabores del norte de África. ¡Un saludo viajeros!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros