jueves, 4 de febrero de 2016

El Puente Carlos en Praga: Construido para durar 1000 años sobre el Moldava

Puente-Carlos-Moldava-Praga
Una de los proyectos más ambiciosos que se llevó a cabo en la ciudad de Praga fue la construcción de un puente que perdurara en el tiempo sobre las aguas del Río Moldava. Esto ocurrió ya hace algunos siglos, con la construcción en el siglo XIV del Puente Carlos (Karluv Most), un puente que comunicaría las diferentes áreas de la ciudad durante al menos 1000 años. No sabemos si lo conseguirá pero al menos ya ha alcanzado los 659 años de vida. ¿Quieres saber cómo?

DÓNDE SE ENCUENTRA EL PUENTE CARLOS 


El Puente Carlos comunica dos zonas muy turísticas de Praga, capital de la República Checa. En el lado este nos encontramos con lugares de interés como el Barrio Judio, la Plaza Vieja de Praga, el Teatro Nacional y un sin fin de torres, iglesias y monumentos pertenecientes a la Ciudad Vieja a una distancia no superior de 500 metros de distancia. Al otro lado nos encontramos con el popular Barrio de Malá Strana, el "lado pequeño de la ciudad" y lugar donde se sitúa el Castillo de Praga, el Museo Kampa, la Colina de Petrín, los Jardines Complex y otros lugares interesantes que se encuentran igualmente a no más de medio kilómetro del puente.

Mapa-Praga-Puente-Carlos

LA CURIOSA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE CARLOS


Han pasado algunos años desde nuestra visita a Praga y su famoso puente, pero en realidad es un tiempo insignificante si tenemos en cuenta los años que lleva en pie esta construcción. Nada menos que 659 años lleva suspendido sobre las aguas del Río Moldava, aunque lo más curioso son las historias que hemos descubierto al buscar información sobre su construcción.

Puente-Carlos-Río-Moldava

15 años antes del levantamiento del Puente Carlos, otro puente conocido como el Puente de Judith sufrió la desgracia de derrumbarse debido a las inundaciones que se produjeron en Praga en 1342. Ante este terrible suceso que aisló las comunicaciones entre las distintas áreas de la ciudad y algunas rutas europeas que por entonces se realizaban por este lugar, el Rey Carlos IV decidió levantar una construcción milenaria con ayuda de métodos un tanto peculiares. La receta para obrar el milagro tiene como ingredientes un reloj, leche y huevos. Imagino que después de esto te habrás quedado un tanto sorprendido pero no te preocupes, a nosotros nos pasó lo mismo y ahora te lo vamos a explicar.

Puente-Carlos-Praga-República-Checa

En primer lugar, para que el puente no sufriera la misma suerte que el Puente de Judith, había que colocar la primera piedra en el momento exacto. Para ello se le encargó la labor a una serie de astrólogos que indicaron como momento ideal el 9 de julio de 1957 a las 5:31 horas. El segundo de los datos que descubrimos puede resultar aún más curioso ya que se mezclaron los últimos avances en construcción de la época con lo que podríamos llamar la "receta de la abuela". A la arenisca de bohemia que se utilizaba por entonces había que añadirle yema de huevo y leche, con el fin de endurecer la mezcla y que el resultado fuera mucho más solido. De esta forma se elaboraron bloques de piedra utilizando cientos o miles de huevos que han dado como resultado un puente sólido después de sobrepasar con creces la mitad del milenio. Aunque esto último no se ha confirmado, se han analizado diversas partes del puente como sus cimientos para descubrir que existen componentes orgánicos que le aportan veracidad a dicha teoría.

HISTORIAS SOMBRÍAS DEL PUENTE CARLOS


Fueron necesarios alrededor de 50 años para terminar la construcción del Puente Carlos. Este monumento, considerado como el puente de estilo gótico más bello del mundo, consta de 16 arcos y una longitud de 520 metros. A pesar de ser uno de los principales atractivos de la ciudad no siempre gozó de buena fama ya que a lo largo de los siglos ha servido como prisión, lugar de tortura y muestra del poder de los emperadores de turno.

Puente-Carlos-detalles

Puente-Carlos-vigilante

Torre-Ciudad-Vieja-Praga

Una de las historias más oscuras de la ciudad tuvo como referencia el Puente Carlos. Se produjo en 1621, durante el levantamiento de la Bohemia contra el poder de los Hansburgo. Tras cuatro años de revueltas muchos lideres de la rebelión fueron arrestrados, siendo condenados a muerte al menos 35 de ellos en un juicio sin apenas réplica ni derechos para la defensa de los condenados. 27 de ellos fueron finalmente ajusticiados. Unos ahorcados y otros decapitados, colocando 12 de las cabezas clavadas en 12 estacas sobre el puente y allí permanecieron durante 10 años.

LAS ESTATUAS DEL PUENTE CARLOS 


Sobre el Puente Carlos podemos encontrar al menos 40 figuras barrocas de diferentes santos y mártires. Dichas figuras son copias de las originales del siglo XVII. Para ver las originales hay que acercarse hasta el Museo Lapidario de la ciudad aunque podemos decir que estas copias impresionan, sobre todo si cruzas el puente de noche acompañado de la niebla y de las tenues luces del puente.

Escultura-Puente-Carlos

Puente-Carlos-Estatua

Torres-esculturas-Puente-Carlos

Puente-Carlos-santos-mártires

LAS VISTAS DESDE EL PUENTE CARLOS 


Otro de los atractivos de este puente monumental es pasear tranquilamente sobre él para contemplar las vistas de los monumentos de la ciudad como el Castillo de Praga o los edificios y construcciones de la época que se encuentran a lo largo del río. Desde ambas orillas puedes disfrutar de excelentes panorámicas y comprobar que este lugar es uno de los más concurridos. Es inevitable, todo el mundo quiere cruzar el Puente Carlos por lo que tendrás que tener paciencia y disfrutar no solo de este monumento, también del ambiente que lo rodea y que siempre está acompañado por pintores, músicos y otros artistas que aquí encuentran su lugar de inspiración.

Puente-Carlos-Castillo-Praga

Río-Moldava-Praga

Mala-Strana-Puente Carlos

Puente-Carlos-vistas-Río-Moldava

Río-Moldava-construcciones

Tampoco podemos olvidarnos de sus imponentes torres, situadas a ambos lados del puente y las vistas que se pueden obtener desde las alturas si te animas a subir los más de 130 escalones de la torre de la Ciudad Vieja y que te conducen hasta la balconada superior. En el lado del Barrio de Malá Strana podemos encontrar una torre de tamaño inferior que se conservó cuando se derrumbó el Puente de Judith y por tanto más antigua. A su lado se encuentra una torre gótica más alta a la que se puede acceder para descubrir la historia del puente.

Puente-Carlos-Torre

El Puente de Piedra como una vez se le conoció ha perdurado en el tiempo durante 6 siglos y medio. No podremos ver como llega a los 1.000 años aunque aseguraríamos que sí por su excelente estado de conservación. Mientras tanto nos queda el consuelo de que al menos el Río Moldava podrá confirmar si el Puente Carlos alcanza el milenio. El resto de los mortales nos conformaremos con visitarlo de vez en cuando y seguir disfrutando de él mientras nos quede tiempo para gastar. ¡Un saludo viajeros!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros