lunes, 15 de abril de 2013

Panteón de Agripa: "Luces y Sombras entre la Tierra y el Cielo"

Panteon-Agripa-Roma


Hace ya algún tiempo que tuve la oportunidad de visitar la Ciudad Eterna de Roma pero quedan todavía en mi recuerdo muchas imágenes que a diario me vienen a la mente. Por encima de todas hay una, no es el Coliseo, tampoco es el Foro, se trata de una increíble obra maestra de la ingeniería romana y que fue un ejemplo a seguir en numerosas construcciones durante los siglos posteriores. Os hablo del majestuoso Panteón de Agripa y su increíble, perfecta e imponente cúpula de la que voy a tratar de contaros algunos datos pero sobre todo os contaré mi impresión personal.



Caminando por las estrechas callejuelas en pleno corazón de Roma nos encontramos con la Piazza della Rotonda (Plaza de la Rotonda) que recibe el nombre de este majestuoso monumento ya que también se le conoce como Rotonda de Adriano o Panteón de la Rotonda.




Piazza-della-Rotonfa-RomaImaginad un día soleado con la pequeña plaza llena de gente, caminando, sentados alrededor de la fuente del obelisco, comprando, comiendo, etc. y a todo esto sumáis la omnipresente visión del Panteón de Agripa que se alza sobre el resto de las coloridas casas de la plaza, dominando el paisaje desde su privilegiada posición.




Si ahora sois capaces mentalmente de poner una túnica blanca y coronas de laurel doradas a toda esa marabunta que se concentra en el lugar creeréis haber retrocedido en el tiempo y encontraros en los esplendorosos tiempos de la Roma Antigua. Por su puesto no todos iban con dicho vestuario, simplemente era para poneros en situación e intentar transmitiros el momento en que me quedé parado en medio de la plaza con el fin de intentar absorber su esencia.



Era el turno de conocer este majestuoso templo antiguo. El Panteón fue construido por Marco Agripa  pocos años antes la era de Cristo. Lamentablemente, como ha pasado en innumerables ocasiones, se quemó 80 años d.C. Fue Adriano el que 40 años después lo levantó de nuevo junto al arquitecto Apolodoro de Damasco, con variaciones pero respetando  en muchos detalles al original y aquí viene lo bueno. Durante los siglos precedentes hasta nuestros días su estructura se ha mantenido intacta sin necesidad de restauración. Muy pocas construcciones pueden decir lo mismo ya que estamos hablando de 19 siglos. 



Panteon-Agripa-Roma


Panteon-Agripa-Roma


A punto de entrar en el panteón, que Adriano reconstruyó para albergar a sus dioses y también a los de los imperios conquistados, me resulta inevitable mirar hacia arriba siguiendo el recorrido de las altas columnas que soportan el pórtico de la fachada principal. Allí descubro una intrincada estructura de madera a modo de soporte de la que se dice que originalmente era de bronce. Sorprendente fue que se sustituyeron mucho tiempo después para hacer cañones por orden de un supuesto hombre de paz o eso es lo que yo pienso que debería de ser un Papa. Qué etapas más oscuras tenían que venir en las que no se respetaba casi nada y en la que se quemaba, destruía o robaba cualquier obra realizada por grandes artistas bajo el nombre de los reinos y de la iglesia.


Panteon-Agripa-Roma





Entre los materiales empleados para la construcción del templo nos encontramos con piedra tallada, granito egipcio y mármol  procedente tanto de Grecia como de Italia. Accediendo  al interior nos damos cuenta en seguida de que es un templo singular. En aquellos tiempos esta estructura circular abovedada era más propia de otro tipo de construcciones como las termas romanas, por eso cuando entras te da la sensación de estar en un lugar extraño en el que te sientes pequeño dadas sus enormes dimensiones tanto en superficie como en altura.



Panteon-Agripa-Roma



Panteon-Agripa-RomaRecorriendo la enorme sala y perdiéndome entre sus numerosas obras de arte me encuentro con  un detalle a modo de escudo de armas papal. Como dato curioso os diré que el de la fotografía es el de Benedicto XVI y destaca por que incluye en su parte central una concha dorada, símbolo inconfundible del peregrino. 


Además cambia la tradición hasta la fecha utilizando en su parte superior, en lugar de la corona o tiara, el palio con el que estamos acostumbrados a verlos en numerosos actos religiosos. Se dice que la introducción de la concha en el escudo también se debe a alguna que otra leyenda y a que el escudo de un monasterio bávaro con el que se siente muy identificado también la contiene.


Os he hecho esperar para descubrir lo que para mi destaca por encima de todo en este gran panteón. Sin duda lo que mas nos deja sorprendidos a todos los que hemos tenido la oportunidad de visitarlo es su extraordinaria y perfecta cúpula de hormigón. ¿Cómo es posible que se haya mantenido en pie durante todos estos siglos? 


No os voy a dar una clase de arquitectura pero si os diré que la calidad de los materiales es parte fundamental para entender que esta construcción haya aguantado en pie durante tanto tiempo. Adriano estudió minuciosamente los detalles para que la cúpula fuera prácticamente perfecta. Uno de los materiales utilizados para hacer el hormigón,  con el fin de aligerar el peso, fue la introducción de la piedra pómez. Por otro lado hay algo que no es perceptible a simple vista y es que se reduce el espesor del hormigón conforme se va ganando altura. 


Y si tenemos que destacar algo más de esta impresionante cúpula es su óculo de 9 metros de diámetro que hace de sol y sirve de unión, según antiguas creencias, entre lo divino y lo humano, entre lo celestial y lo terrenal. En el templo no existe iluminación artificial, toda la luz procede de esta apertura provocando unos efectos en las paredes impresionantes y poco habituales debido a la luz natural, algo que hacen que el templo sea todavía más especial.



Panteon-Agripa-Roma

                      Panteon-Agripa-Roma
Podría contaros muchos más detalles sobre su construcción o algunos importantes como que los restos de el arquitecto y pintor Rafael descansan entre estos muros pero ya tendría que buscarlos y, como os dije al principio, mi intención principal siempre es intentar transmitiros mi experiencia y mis sensaciones. Para mi es, sin duda, la construcción más relevante de Roma y no puedo hacer más que recomendarla a todo el que visite la ciudad. No hace falta ser un gran entendido en la materia para descubrir que el Panteón de Agripa tiene algo especial. Si te esfuerzas descubrirás desde la plaza que sus antiguas piedras hablan de otros tiempos y una vez en el interior déjate llevar por la luz natural que te guiará para descubrir los secretos de la antigua Roma. Sin duda es un lugar del que cuesta marcharse sin echar la vista atrás, un lugar de luces y sombras entre La Tierra y el Cielo. Un saludo viajeros!!

7 comentarios :

  1. También es uno de nuestros lugares favoritos de Roma. Nos ha encantado re-visitarlo de una manera tan detallada y con semejante calidad gráfica. ¡Grande Miguel! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias chicos. La verdad es que es impresionante para aquellos tiempos conseguir tal perfección.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Es espectacular como está conservado con los cientos de años que tiene, uno de los lugares que más me gustaron en mi reciente visita a Roma.

    Bonitas fotos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así s José Carlos, aunque ya casi podemos contar los años por miles. Si no me fallan las cuentas poco le debe quedar para los 2.000 años.

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Una visión bastante romántica... Desde luego es asombroso y un tanto inquietante creo que al estar en medio de una zona tan transitada es lo que le da ese contraste... Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Mi edificio favorito de una de mis ciudades preferidas, es espectacular y para mí un sitio mágico. Estupenda entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda resulta fascinante comprobar la precisión de los arquitectos de la época. Una obra maestra!!

      Un saludo Caliope.

      Eliminar

Trabaja con nosotros