lunes, 6 de mayo de 2013

Rutas por la Tramontana (Mallorca)

Tramontana-Mallorca

Si hay un lugar en Mallorca donde se puede disfrutar de paisajes extraordinarios de mar y montaña esa es la Sierra de Tramontana. Este magnífico conjunto montañoso recorre la zona oeste de la isla de norte a sur. Desde Pollensa hasta Calvia nos encontramos con alrededor de 80 kilómetros de montaña para disfrutar de extraordinarios espacios naturales y sus pintorescos pueblos. Te invito a hacer un recorrido por esos lugares de la Tramontana que no te debes perder.

En las rutas que os voy a enseñar existen numerosas zonas para bañarse y tomar el sol pero hoy no os hablaré de ellas, ya escribí un artículo que se llama "Playas y Calas de Mallorca" al que os invito que entréis para completar este relato.


RUTAS POR LA TRAMONTANA


Tomando como referencia la ciudad de Palma existen muchas posibilidades para llegar hasta la Sierra de Tramontana. Yo he sido de los afortunados, la he recorrido dos veces. La primera fue en coche por el interior, atravesando montañas por carreteras realmente reviradas pero que siempre nos sorprendían al pasar la siguiente curva. La segunda fue en moto tomando la decisión de disfrutar de la montaña pero también del mar recorriendo la costa.

Tramontana-Mallorca

Lo bueno que tiene la sierra de Tramontana es que, a pesar de ser un sistema montañoso bastante largo tiene una anchura de 10-12 kilómetros. Esto permite en cualquier momento pasar de la costa al interior sin perder demasiado tiempo. Hay algunas tramos de carretera realmente revirados como la que transcurre entre el Santuario de Lluc y la costa en dirección a Sa Calobra o dirección a Soller. Puede que en estos tramos se tarde un poco más de lo esperado pero os recomiendo que os lo toméis con calma y disfrutéis del paisaje. No está de mas que hagáis alguna parada para contemplar las extraordinarias vistas.

Tramontana-Mallorca

La Sierra de Tramontana está dentro del Patrimonio Mundial de la UNESCO y cuenta con especies vegetales endémicas. Pinos, encinas, carrascos te acompañarán durante el camino. Hay imágenes que cuesta olvidar y cada vez que recuerdo esta zona me viene a la cabeza una imagen. Imaginad esa carretera repleta de curvas entre montañas pobladas de vegetación, el color azul del mar de fondo que se pierde en el horizonte y todo ello acompañado del clima suave de la isla. Si el sol acompaña a este precioso conjunto a ti también te costará olvidar esta imagen. 

Tramontana-Mallorca


RECORRIENDO LOS PUEBLOS DE LA TRAMONTANA


Como os he comentado podéis acceder por la costa a la Sierra de Tramontana desde el Municipio de Calvia. Una sucesión de carreteras te llevarán hasta el norte de la isla y te harán pasar por numerosos pueblos que considero imprescindibles. Para una ruta como esta deberás ser de los que disfruta conduciendo, de lo contrario puede que sea una ruta que se te haga pesada a pesar de sus preciosos paisajes.

La ruta que os quiero mostrar en este artículo lleva un poco de todo pero para que os orientéis mejor os voy a dejar en primer lugar un plano significativo de todo el recorrido con esos lugares que no os debéis perder. (Pincha en la imagen para ampliar el mapa)


Tramontana-Mallorca

Nada mas empezar el recorrido desde Palma decidimos salirnos un poco de las vías convencionales. Una de las carreteras más comunes para salir de la ciudad y que llevan a la Tramontana es la PM-104. Nosotros decidimos tomar la salida por la PMV-1041, conocida como el "Camino de Jesús". Mirando los mapas creímos, con acierto, que nos introduciría antes en la zona de montaña. Y por ella llegamos en primer lugar, tras recorrer unos 15 kilómetros a Puigpunyent un pequeño pueblo repleto de casas de piedra tradicionales y callejuelas empinadas que sirve de preludio para lo que estaba por llegar. En sus proximidades se puede hacer senderismo y subir a pequeñas montañas donde se obtienen una bonitas vistas de la zona.


Puigpunyent

Siguiendo nuestro recorrido nos acercamos hacia la costa por la PMV 110-1. A unos 5 o 6 kilómetros de Puigpunyent se encuentra la Granja de Esporles. Esta caserón del siglo X es un auténtico museo que os recomiendo para que os adentréis en la historia, la cultura y las tradiciones de la isla.

La-Granja-de-Esporles

Aquí os dejaré tan solo unas fotos pero si queréis podéis visitar un artículo que hice hace tiempo y donde publiqué nada menos que 115 fotos de este lugar (Granja de Esporles). ¡Es realmente impresionante!. Lo que os vais a encontrar aquí es una mansión tradicional, podéis visitar todas sus estancias y os daréis cuenta de como vivían los antiguos terratenientes. Además de las estancias donde vivían los propietarios accederéis a sus bodegas, a la cocina, a la sala del alquimista, la sala del médico e incluso a salas menos deseables como la de tortura, etc. 

La-Granja-de-Esporles

Mi impresión al recorrer cada rincón de esta gigantesca propiedad es que al señor no le hacía falta salir para nada de su terreno. Tenía estancias para todos los oficios que os podáis imaginar. En esta foto os enseño los telares, una estancia exterior junto a otras como las caballerizas, el molino, la granja de animales, jardines con estanques y muchas otras. Puedo asegurar que tras la visita a este lugar no quedarás indiferente. 

La-Granja-de-Esporles

Como estancias curiosas os enseño la foto de la sala del alquimista donde se preparaban elixires, medicinas, perfumes..., pero si hay una que da algo de respeto por no decir miedo es la sala de muñecas. En el interior de la casa encontraréis un pequeño espacio donde jugaban los niños con muñecas vestidas de época. La imaginación te juega malas pasadas y no tardé en pensar que en cualquier momento iban a mover los ojos o a echar a correr por la sala. Espero que no os haya asustado este último comentario porque merece la pena hacer una visita a este lugar.

La-Granja-de-Esporles

Desde la Granja de Esporles decidimos llegar a pie de costa. Apenas recorrimos unos 10 kilómetros y ya estábamos admirando el precioso relieve con sus preciosos acantilados. La foto está tomada desde la localidad cercana de Banyalbufar. Os recomiendo un paseo por este pequeño pueblo para contemplar las áreas de cultivo escalonadas que van a parar casi hasta el mar. Además existen numerosos caminos por los que podrás pasear si deseas acercarte hasta la orilla. 

Banyalbujar

A partir de este punto decidimos encaminarnos hacia el norte para descubrir otros pueblos de los que habíamos oído hablar. El primero de todos, al que llegamos después de recorrer unos 15 kilómetros más por la C-710 es la localidad de Valldemossa.

Valldemossa

Valldemossa es otro de los imprescindibles en esta ruta. Alguno puede que la conozca por un famoso músico y compositor llamado Chopin pero por aquí han pasado otros artistas como Rubén Dario o Jovellanos, escritores de renombre que se quedaron asombrados por la belleza del lugar.

Valldemossa

El pueblo en si es un pueblo encantador de casas de piedra con el que seguro disfrutarás recorriendo sus callejones pero para mi, sin lugar a dudas, lo mejor de todo es el entorno natural donde se encuentra. Las vistas son espectaculares hasta el punto que estuve a punto de anular una reserva de hotel para quedarme al menos un día en Valldemossa. No quería imaginarme como sería este pueblo de noche iluminado, quería llegar a verlo, pero al final no pudo ser pues ya estaba pagado un alojamiento en otro destino y perdíamos con el cambio.

Valldemossa

Valldemossa

A Valldemosa se la conoce también por la Real Cartuja, residencia del Rey Sancho en el siglo XV. Siglos después pasaron por aquí personajes como Chopin (S-XIX) utilizándola como residencia.

Valldemossa

Hoy día os encontraréis en su interior un museo que muestra parte de la historia y el arte de los Cartujos, antiguos residentes, así como numerosas muestras de arte de siglos posteriores. Si necesitas información para recorrer la localidad debes saber que también es la sede de la Oficina de Turismo.

Cartuja-Valldemossa

Cartuja-de-Valldemosa

Otro recorrido corto bordeando la costa es el que nos lleva hasta el pequeño pueblo de Deiá. Para mi es uno de los mejores lugares si deseas pasar unos días en la Tramontana. Seguimos hablando de casas tradicionales pero esta vez en un relieve escarpado repleto de vegetación, árboles frutales, etc. Todo ello acompañado de la vista del mar y de pequeñas playas y calas ideales para disfrutar del sol. Si buscas un ambiente relajado en un entorno peculiar no lo dudes, Deiá es tu lugar de vacaciones en la isla. 

Deiá

Igual de relajadas son las pequeñas terrazas y miradores que encuentras en algunas casas, ideales para sentarte a comer o a tomar algo mientras dejas pasar el tiempo. Recuerdo Deiá como un lugar escondido para perderte y olvidarte de todo aquello que sin remedio tienes que hacer durante el resto del año.

Deiá

Seguimos bordeando la costa por la C-710, recorremos unos 4 kilómetros y la carretera nos conduce de nuevo hacia el interior. Sin adentrarnos demasiado llegamos a la localidad de Soller recorriendo otros 5-6 kilómetros. Aunque muchos nos hablaron de hacer una visita al Puerto de Soller nosotros decidimos recorrer sus calles y los alrededores de la Plaza de la Constitución. 

En esta última se encuentra la Catedral de Soller o Iglesia de San Bartomeu Soller, una construcción del siglo XIII que incorpora elementos del románico y del gótico y varias reestructuraciones a sus espaldas. He de reconocer que esta construcción me llamó bastante la atención, especialmente el rosetón de su fachada que me pareció bastante peculiar, al menos, diferente a lo que había visto hasta la fecha.

Soller

Pero, sin duda, lo que más llama la atención de la localidad es su tranvía que recorre la ciudad y llega hasta el anteriormente mencionado Puerto de Soller. No tuvimos tiempo de montarnos en él y hacer el recorrido pero estoy seguro que tiene que ser un viajes repleto de preciosas vistas. La próxima vez no me lo pierdo.

Soller

No menos peculiares resultan otros edificios cercanos a la iglesia como este que os enseño en la fotografía. Se trata del Banco de Soller, un edificio construído en piedra con su balconada circular doble y sus complicados enrejados de forja. Una muestra de arte modernista de finales del S-XIX que encaja perfectamente con la arquitectura tradicional de la localidad.

Soller

Si seguimos por la misma carretera, dirección norte, podemos llegar a otro de los imprescindibles. Esta vez la distancia es mayor y entramos en esas carreteras reviradas que os mencionaba al principio. Poco más de 30 kilómetros separan Soller del Santuario de Lluc pero tal y como es la carretera es posible que tardéis alrededor de 1 hora en llegar al destino. A pesar de ello os recomiendo que disfrutéis del paisaje porque es una de las rutas más bonitas de la Tramontana

Santuario de LLuc

Este monasterio y lugar de peregrinaje rinde tributo a la Virgen de Lluc que, como en muchas ocasiones, no está exenta de leyenda y casi siempre muy parecida a otras muchas que tratan sobre este tema. ¿Habéis oído alguna vez que un monasterio se construyó en un lugar concreto porque la virgen se apareció o porque su imagen fue encontrada allí de manera inexplicable? Ya os he dado una pista para que indageis sobre la leyenda de la Virgen de Lluc.

Os recomiendo, además de la visita por las estancias del monasterio y sus jardines, que visitéis los patios interiores. Fue uno de los lugares que más me gustaron de la visita que hicimos. Otra muestra más de las construcciones tradicionales que merecen la pena recorrer sin prisas.

Santuario de LLuc

Lo que realmente me fascino de este lugar fue su jardín botánico. Os recomiendo este paseo sin ninguna duda para contemplar gran parte de la vegetación autóctona de la isla.. El entorno es precioso y seguro que disfrutarás si te gustan este tipo de espacios naturales. 

Santuario de LLuc

Mallorca-Santuario de LLuc

Y para terminar con esta ruta realizamos otro trayecto de alrededor de 30 kilómetros para llegar al punto más al norte de la isla. El paisaje se hace cada vez más escarpado y la vegetación deja paso a la inmensidad del mar y del cielo. Cambiamos los paisajes verdes por los azules, nada mejor para terminar la ruta que un espacio abierto como el que os muestro. 

Nos acercamos a Formentor y sus extraordinarios miradores. De nuevo un tramo final se convierte en una serpenteánte carretera que corta el sentido. No he querido mostraros la imagen típica hecha desde el Mirador de Sa Croueta pues seguro que buscando la encontráis fácilmente. 

Formentor

He preferido dejaros una imagen que a mi me encanta porque, donde se acaba la montaña comienza el azul intenso, un azul donde cuesta distinguir el final del mar y el comienzo del cielo. Una imagen que muestra la inmensidad de la Sierra de Tramontana y me recuerda que estuve allí, que años después regresé y que tengo que volver a Mallorca para disfruta de sus paisajes otra vez. Un saludo viajeros!!


9 comentarios :

  1. MUy bonitas fotos , bellos lugares , mil gracias por compartirlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten. Gracias por el comentario.

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Vaya fotazos y vaya descubrimientos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicos, me alegro que os haya gustado y espero que lo descubráis vosotros mismos. A mi esta ruta me encantó.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Unas fotos muy chulas y un artículo de lo más entretenido y detallado al mismo tiempo. No imaginaba que hubiera tanto por ver. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos más pero con esto está bien para hacer una ruta de uno o dos días completos.

      Muchas gracias por el comentario!!

      Eliminar
  4. Son unas fotos preciosas,lugares que invitan a la hermosura y a la tranquilidad.

    Gracias. Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria, me alegro mucho que te haya gustado.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Excelentes fotografías y muy interesante todo lo que comentas. Sólo una pregunta Miguel, es posible hacer alguna de estas rutas en ciclomotor?? Como conocedor de la zona que me recomendarías??

    Mil gracias

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros