lunes, 20 de enero de 2014

Phimeanakas: "La Pirámide Escalonada"

Phimeanakas-Angkor-templos


La ciudad antigua de Angkor Thom esconde muchos tesoros, esculturas y construcciones que no dejan indiferentes al viajero que cruza sus murallas, sin duda un digno escenario para una película de Indiana Jones. Existe un templo que destaca sobre todos los demás, no por sus dimensiones sino por su peculiar arquitectura, es fácil darse cuenta de esto si has recorrido gran parte de las construcciones de Angkor. Se trata de Phimeanakas, una pirámide escalonada conocida como el "Templo Celestial" no exenta de misterio debido a las leyendas que circulan a su alrededor.

Phimeanakas se encuentra situado en el cuadrante noroeste de la ciudad, tras pasar el Bayón (situado justo en el centro del recinto) y otro templo llamado Baphuon. En el indice de templos que os he preparado (Angkor: "Descubriendo sus ciudades y sus templos") podéis ver un plano donde lo localizaréis fácilmente. 



Se tiene constancia de que esta peculiar pirámide fue construida a finales del siglo X durante el reinado de Jayavarman V, así lo confirman varias tablas cronológicas aunque en otros estudios lo sitúan unos años antes, durante el reinado de otro rey llamado Rajendravarman que estuvo en el trono a mediados del mismo siglo. (En el indice de templos también tenéis la cronología completa).

Cuando nosotros decidimos visitar Camboya lo hicimos impulsados por la fascinación que nos producía algunas fotografías que habíamos visto de los templos de Angkor. A parte de esto no sabíamos mucho más, ni nombres, fechas, ni la enorme cantidad de construcciones que nos encontraríamos. Por ello, cuando recorríamos la ciudad y encontrábamos alguno de estos templos tras la frondosa vegetación selvática del lugar, nos sentíamos como verdaderos exploradores. Parece algo exagerado pero cuando todo es nuevo y desconoces porqué alguien coloco allí todas estas construcciones es fácil sorprenderte a cada paso que das.


Esto nos pasó con el Templo Celestial, habíamos visitado ya un par de templos y decidimos alejarnos un poco de la zona central siguiendo pequeños senderos. De repente divisamos un Gopura, (puerta de entrada ornamentada de origen hindú que da paso a una construcción sagrada) sabíamos entonces que, tras cruzarla, encontraríamos algo interesante. Así fue, caminamos algunas decenas de metros entre enormes bloques de piedra y raíces de imponentes árboles que cubrían el terreno cuando divisamos una pirámide que nos dejó realmente impresionados.


Phimeanakas-Angkor-templos-1


Nos situamos frente a ella y por unos instantes pensamos... "este templo no tiene nada que ver con lo que hemos visto en Angkor". Nos llamó la atención que la pirámide estuviera construida en tres alturas bien diferenciadas, su color rosado también lo hacía peculiar y en las esquinas de los diferentes niveles todavía permanecían algunas esculturas muy llamativas. Parecía haber sido transportada hasta este lugar, sin ningún explicación aparente, desde algún rincón del Imperio Maya donde es habitual encontrar este tipo de pirámides.

Tiempo después descubrimos que este templo sagrado pertenecía al recinto del Palacio Real de la ciudad, fue construido en piedra arenisca y aunque no destaca por tener una planta de gran tamaño como otros templos en altura sobrepasa a todos los que se encuentran en Angkor Thom. Por tanto es un excelente lugar, si te atreves a escalar hasta su punto más alto, para contemplar el paisaje que le rodea.


Phimeanakas-Angkor-templos-2


En cuanto a las figuras que nos encontramos observamos algunas muy bien cuidadas, probablemente de siglos posteriores ya que reyes como Jayavarman VII reconstruyeron gran parte de los templos que habían sufrido daños por las guerras y el paso del tiempo. En el caso de Phimeanakas lo convirtio en su templo personal. Otras sin embargo, como la segunda fotografía debajo de estas líneas, parecen mucho mas antiguas aunque desconocemos si son originales del siglo X. Lo que si se puede observar es la ornamentación basada en motivos animales propios del hinduismo predominante en este rincón asiático y que muy pronto conviviría en armonía con el budismo. 


Phimeanakas-Angkor-templos-3

Phimeanakas-Angkor-templos-4


Pero Phimenakas es mucho más de lo que se ve a simple vista, detrás de su arquitectura se esconden leyendas que te transportan a mundos paralelos, a esos mundos donde predomina la magia y uno puede dejar volar su imaginación. Cuenta la leyenda que en lo más alto del templo se construyó una torre de oro, en ella vivía una "Naga", una serpiente de 9 cabezas que por las noches se transformaba en una mujer. El rey tenía que subir cada noche hasta la torre y hacer el amor con ella, si se negaba u olvidaba esta obligación el desastre llegaría a todos los rincones del Imperio Khmer.

El significado de esta leyenda es difícil de entender, puede que quiera mostrar simplemente la importancia que tienen estos dioses fantásticos dentro de la religión hindú o puede que solo fuera una excusa para que los reyes tuvieran amantes consentidas a ojos de sus esposas, en cualquier caso sigue formando parte de religiones repletas de misterios y fantasías que los occidentales difícilmente llegaremos a comprender.


Phimeanakas-Angkor-templos-5


En el interior del recinto encontramos otras construcciones que nos llaman la atención. En este caso se trata de dos enormes balsas de agua construidas en piedra, se dicen que eran piscinas, una para el rey y otra para la reina, no como las conocemos actualmente sino que también servían para sus labores de higiene personal. Nos parecen, seguramente igual que a vosotros, algo desmesurado pero nada que sorprenda teniendo en cuenta que nos encontramos ante el imperio más grande que ha existido en el sur de Asia. 


Phimeanakas-Angkor-templos-6

Phimeanakas-Angkor-templos-7


Acabamos este artículo con la imagen del que un día fue un altar de oro, el lugar donde los reyes jugaban a ser dioses y desde donde creían dominar el mundo que les rodeaba. Phimeanakas, la pirámide escalonada, el templo celestial, una construcción fascinante que no debe falta en tu visita a Angkor. Solo te pedimos, si subes y entras al templo, que no hagas ningún pacto con la serpiente de 9 cabezas, puede que tenga terribles consecuencias y no queremos que eso ocurra, ¿verdad? ¡Un saludo viajeros!



4 comentarios :

  1. ¡Hola Miguel!
    Te acabo de descubrir y me encanta el blog, las fotos y la manera en la que nos acercas a nuevos lugares. Este sitio es precioso y me ha causado mucho interés.
    Te sigo por aquí, tanto en Google Friend Connect, como por Twitter y Facebook.
    Un saludo
    http://elmundoidiomas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana,

      Me alegro mucho de que el blog te resulte interesante. Estoy haciendo una serie de artículos sobre este lugar, los iré sacando poco a poco, espero que te gusten.

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Hermoso , fascinante lugar , muy bellas imágnes .. saludos RICKY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricky, todo Angkor es fascinante, gracias por tu comentario.

      Un saludo!!

      Eliminar

Trabaja con nosotros