jueves, 7 de enero de 2016

Tavira: Descubriendo la esencia del Algarve

Tavira-esencia-Algarve
Tavira es uno de los pueblos que mejor han sabido mantener la esencia del Algarve. Otras localidades han sucumbido a la aceleración urbanística con vistas a la recepción masiva del turismo. Sin embargo, Tavira ha sabido encontrar el equilibrio para convertirse en el referente histórico, arquitectónico y cultural del sur de Portugal sin perder por ello su estatus de destino idílico de costa donde poder disfrutar del ocio y el relax al lado del mar durante tus merecidas vacaciones.


DÓNDE SE ENCUENTRA TAVIRA 


Tavira se encuentra situada a unos 40 kilómetros de Ayamonte (Huelva), el último pueblo que encontrarás al cruzar la frontera para pasar a Portugal. El trayecto dura aproximadamente media hora desde el paso oriental circulando por la autovía de pago, algo más si optas por hacer dicho trayecto por la N-125.
 

La distancia que separa Tavira de la costa apenas es de dos o tres kilómetros. Entre Tavira y la conocida localidad de Faro se encuentra el Parque Nacional de Ría Formosa, un entorno natural de gran interés biológico por la gran diversidad de fauna y vegetación que vive en su interior. Además Tavira cuenta con extensas playas, propias de las mejores postales como Praia do Barril en Illa Tavira, Praia de Cabanas en la isla del mismo nombre o pequeños pueblos con encanto como Santa Luzia. Todos estos espacios pueden ser visitados en trayectos muy cortos que no superan la media hora de duración y con los que podrás disfrutar especialmente en tus vacaciones de primavera o verano.

QUÉ VER EN TAVIRA


La pequeña localidad de Tavira se encuentra dividida en dos partes por el paso del Río Gilao que desemboca entre dos islas de la Ría Formosa, Illa de Tavira e Illa de Cabanas, ambas pertenecientes al parque natural en su lado más oriental. En esta localidad no vamos a encontrar grandes y modernos edificios vacacionales. En su lugar nos encontramos con casas tradicionales de una, dos y tres alturas, callejuelas estrechas, avenidas empedradas y un conjunto histórico compuesto por iglesias, murallas y castillos medievales, puentes de origen romano e incluso restos arqueológicos que datan del siglo VIII antes de Cristo, sin olvidar el legado musulmán tras su paso por la Península Ibérica. Todo esto es lo que te espera si te animas a descubrir Tavira, posiblemente el pueblo más auténtico del Algarve y el que mejor conserva la esencia de los pueblos del sur de Portugal.

Rio-Gilao-Tavira

Dentro de este caos cultural, propio de aquellos lugares que en algún momento de la historia han sido punto estratégico para varias civilizaciones, nos encontramos con un conjunto monumental en las inmediaciones del Castillo de Tavira. Para llegar hasta este conjunto histórico hay que cruzar al lado sur del río por el puente romano. Desde el río podemos observar por encima de los edificios la Torre Campanario y la Torre del Reloj de la Iglesia de Santa María del Castillo, así como parte de las murallas defensivas de la ciudad. Unas vistas que te recomendamos, antes o después de visitar el conjunto histórico.

Puente-romano-Tavira

Santa-María-del-Castillo-Tavira

CALLEJEANDO POR TAVIRA


Tras cruzar el puente y pasar por la Plaza de la República nos adentramos por estrechas callejuelas que poco a poco nos llevan hasta nuestro primer destino en la localidad de Tavira. Descubrimos coloridas fachadas con balcones enrejados pero también construcciones blancas de piedra con motivos en cerámica y madera, materiales que han sido utilizados durante siglos en gran parte de las construcciones de la arquitectura típica portuguesa.

Calles-Tavira

Tavira-casas-blancas

La arquitectura de Tavira no deja de sorprendernos, a pesar de haberla descubierto en otros lugares de Portugal (como en nuestra viaje a las Islas Azores), convirtiéndose en un agradable paseo que nos lleva a pintorescos escenarios desde donde observar el conjunto histórico que poco a poco se va dejando ver entre los tejados. Uno de esos lugares es la Calzada de los Siete Caballeros, justo antes de comenzar a ascender hasta la parte alta de la localidad y desde donde observamos algunas torres pertenecientes a construcciones religiosas como la Iglesia de San Jorge o la Iglesia de Santa María de Tavira.

Conjunto-histórico-Tavira

Una vez arriba contemplamos las vistas y  divisamos otras construcciones de interés sobre los tejados, como la cúpula de seis lados de estilo gótico de la Iglesia de San Francisco. Esta fue una de las construcciones más relevantes del Algarve en la época medieval. A día de hoy se mantiene en pie a pesar de haber sufrido varias remodelaciones y el desgaste propio del paso del tiempo.

Vistas-Tavira-tejados-Algarve

IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL CASTILLO


Llegamos hasta el Jardím do Largo Dr. Jorge Correia para contemplar una de las fachadas de la Iglesia de Santa María de Tavira, también conocida como la Iglesia de Santa María del Castillo o Iglesia Matriz de Tavira. Este templo gótico del siglo XVIII fue construido sobre una antigua mezquita del siglo XIII, tras la conquista de la ciudad por los Caballeros de la Orden de Santiago. En su interior se hallan los restos de los siete caballeros cristianos considerados mártires tras la batalla y posterior muerte en manos del ejército musulmán.

Fachada-Santa-Maria-del-Castillo-Tavira

Otros lugares interesantes dentro de este conjunto histórico son el Convento de Nuestra Señora de Gracia, con su peculiar fachada de color amarillo o la Iglesia de San Francisco, además de un paseo por los jardines y murallas de la antigua fortificación.

VISTAS DESDE EL RÍO GILAO


Cruzamos de nuevo al otro lado por el puente romano para disfrutar de un agradable paseo con vistas en los alrededores del Río Gilao. A este puente se le conoce en el lugar como "Ponte Antiga" y es uno de los símbolos más populares de Tavira. El aspecto actual del puente data del siglo XVIII y se le conoce como Puente Romano de Tavira (Ponte Românica de Tavira) porque se dice que fue construido sobre las ruinas de un puente de origen romano del siglo III.

Ponte-Antiga-Tavira

Seguimos andando y divisamos varios puentes de construcción reciente. El paseo desde el puente romano tiene una longitud aproximada de unos 350 metros y durante el recorrido observamos en el agua pequeñas embarcaciones de recreo junto a otras de pesca tradicional.

Paseo-Río-Gilao-Tavira

Barcos-Río-Gilao-Tavira

También es buen momento para seguir contemplando construcciones típicas del sur del Algarve, siempre con las omnipresentes torres de la Iglesia Matriz de fondo y con las fachadas blancas que se funden con la roca en la orilla del río.

Casas-típicas-Río-Gilao-Tavira

Tejados-torres-Tavira

Una muestra más del carácter más tradicional de Tavira es la de los pescadores de la "amêijoa" (almeja), que en este lugar del Algarve se sigue haciendo como antiguamente. Así lo observamos durante unos minutos y nos sirvió para completar nuestro recorrido, dándonos cuenta de que nos encontramos en un lugar donde las cosas se siguen haciendo a ritmo lento. Un lugar ideal para aquellos que quieren escapar en sus viajes del bullicio y disfrutan empapándose de la cultura y las tradiciones de los destinos que visitan.

Pesca-ameijoa-Rio-Gilao-Tavira

Tavira-cultura-tradiciones

Hemos tenido la oportunidad de descubrir parte de la esencia del Algarve, gracias a nuestra visita a la pequeña y encantadora localidad de Tavira. A diferencia de otras localidades que visitamos en nuestro viaje al sur de Portugal, hemos podido disfrutar de una localidad perfectamente adaptada para el turista tranquilo, aquel que no necesita grandes complejos hoteleros ni bares y restaurantes de moda para disfrutar de unos días de ocio y relax. A cambio Tavira nos ofrece una visión mucho más cultural y tradicional con la que descubrir parte de su historia y de sus orígenes. Si todos estos aspectos te han llamado la atención no lo dudes, Tavira es tu destino ideal. ¡Un saludo viajeros!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros