Safari por libre en Kruger: De Malelane a Berg-En-Dal

Safari-por-libre-Kruger-Malelana-Berg-En-Dal

Berg-En-Dal y sus alrededores nos han aportado gratas experiencias de vida salvaje durante nuestro safari por libre en Kruger. Ha sido el área que por fin nos ha permitido descubrir al esquivo leopardo. Hasta en dos ocasiones, conseguimos ver a este precioso felino. El primero caminando por la carretera y el segundo sobre un viejo tronco junto a un camino de tierra. Pero Berg-En-Dal ha sido mucho más, ya que en tan solo un día nos permitió descubrir a los Big Five. Todo esto y mucho más, te lo mostramos a continuación.

LO MEJOR DE BERG-EN-DAL EN VÍDEO (Duración 1:19s) 




DÓNDE SE ENCUENTRA BERG-EN-DAL


Para llegar a Berg-En-Dal, la mejor puerta de entrada al Parque Nacional Kruger es Malelane Gate. Se encuentra en la zona sur y a unos 50 kilómetros al oeste de Crocodile Bridge. Si has decidido alquilar un coche, desde Johanesburgo te esperan unos 400 kilómetros y unas cuatro horas y media de viaje. De Malelane al Campamento Berg-En-Dal, tan sólo hay 12 kilómetros. Tras realizar los trámites de entrada al parque, conduce unos 2 kilómetros hasta el desvío de la S-110, carretera que te conducirá directamente al Campamento Berg-En-Dal.



SAFARI POR LIBRE EN KRUGER: RECORRIENDO EL ÁREA DE BERG-EN-DAL


La mañana de entrada al Parque Nacional Kruger madrugamos mucho. Estamos en octubre y las puertas se abren a las 5:30 am. Tenemos acceso a nuestro alojamiento en Berg-En-Dal a partir de las 14:00 pm, pero no estamos dispuestos a desaprovechar el día e iniciamos nuestro segundo safari por libre en Kruger a primera hora. De esta forma, aumentamos nuestras posibilidades de ver depredadores, ya que son mucho más activos a primeras y últimas hora del día.

Berg-En-Dal.Parque-Kruger-Sudáfrica

El año anterior visitamos Kruger en septiembre. Este año entramos un mes después y notamos que la vegetación es algo más verde y abundante. Seguimos estando en temporada seca, por lo que la visibilidad sigue siendo muy buena. Nuestra premisa es seguir al agua, porque donde se concentra este elemento hay más posibilidades de encontrar vida. Cuando lleguen las lluvias será mucho más difícil, ya que los animales tendrás mucho más terreno para perderse.

REGRESA A LAS ETAPAS DEL SAFARI POR LIBRE 2019


Aves-Berg-En-Dal-Parque-Kruger

Lo primero en lo que nos fijamos es en la gran cantidad de coloridas aves que encontramos en los alrededores. Algunas como el Lilac-breasted roller o rodillo de pecho lila, también conocido como "troupant" en lengua africaans (arriba-izquierda) o el abejaruco de frente blanca (abajo-derecha), junto a una gran cantidad de buitres, gallinas de guinea, etc., realmente nos hicieron los primeros 4 o 5 kilómetros muy entretenidos. Pero pronto llegó la primera gran sorpresa. Circulando por la H-3 (Malelane-Shukuza Road) y tras cruzar un pequeño puente sobre Crocodile River, avistamos nuestro primer Big Five. Un león macho descansando bajo unos arbustos. Impresionante sin duda, pero parecía estar demasiado agotado para enseñarnos su mejor cara, por el momento.

León-macho-Berg-En-Dal-Parque-Kruger

Casi no lo podíamos creer. No llevábamos ni una hora en el Parque Nacional Kruger y ya habíamos visto muy de cerca a esta preciosidad de felino. No será la última vez que lo veamos hoy, sabemos que los leones pueden pasar 18-20 horas descansando antes de ponerse en marcha. Antes de que caiga el sol, volveremos a vernos sin duda.

Bóvidos-Berg-En-Dal-Parque-Kruger

Seguimos recorriendo el área de Berg-En-Dal y aprovechando la mañana antes de dirigirnos al campamento. En el camino nos encontramos con todo tipo de bóvidos. Entre los más comunes los kudús y como no, los abundantes impalas que nos acompañarán en cada rincón y en cada ruta de nuestro safari por libre en Kruger.

Impala-Berg-En-Dal-Parque-Kruger

Proseguíamos la ruta por la carretera H3 y tomamos algunos caminos de tierra como S-114, S-120, S-121, etc. Lo cierto es que las mejores escenas nos las estaba proporcionando la carretera principal. Prueba de ello es todo lo que te vamos a mostrar a continuación. Tras recorrer algunos caminos y volver a la H3, nos encontramos con un "Grootjagarend" o águila africana junto a la captura de algún depredador que consiguió cazar la noche anterior. Esto ocurrió media hora después de avistar al gran león macho, por lo que no sería de extrañar que fuera su captura debido al gran tamaño de la presa.

Aguila-carroña-Kruger

20 minutos después y sin abandonar la H3, apareció el segundo de los Big Five. En este caso, hablamos de un gran rinoceronte blanco con su cría. Teniendo en cuenta lo amenazados que están estos animales por la caza furtiva, es un enorme privilegio poder observarlos en su entorno natural. Afortunadamente, Sudáfrica cuenta con la mayor concentración de rinocerontes, un 80% de la población mundial.

Rinoceronte-blanco-Berg-En-Dal

El Parque Nacional Kruger está haciendo una gran labor para su conservación. Cuenta con avionetas, helicópteros, rastreadores gps, patrullas entrenadas e incluso perros adiestrados para perseguir a los furtivos. Para que te hagas una idea, el cuerno del rinoceronte tiene en China y Vietnam un valor de mercado que supera incluso al oro. Todo por creencias de que contiene propiedades beneficiosas para la salud. El problema es que hay sociedades que no les importa la conservación de las especies y llevan a estas al borde de la extinción.

Cría-rinoceronte-Kruger

Nuestro siguiente hallazgo, antes de tomar el camino que nos conduce al campamento Berg-En-Dal, no deja de ser igualmente sorprendente y un tanto siniestro. Ante nosotros aparece un esqueleto de búfalo cafre, también conocido como búfalo del cabo, donde se aprecia con claridad la cabeza y sus imponentes cuernos. De vez en cuando aparecían buitres para dar cuenta de lo poco que quedaba de un animal que ya llevaba varios días, incluso semanas muerto.

Búfalo-muerto-Berg-En-Dal-Kruger

Casi nos olvidábamos de nuestro amigo león. Tras recorrer el área, regresamos para tomar la S-110 en dirección al campamento Berg-En-Dal. Para ello, debíamos pasar por donde vimos al gran felino descansando y esta vez sí, conseguimos contemplarlo tumbado pero con la cabeza levantada. Una imponente imagen e a veces intimidante, especialmente cuando nos miraba y nos dábamos cuenta de que se encontraba a unos escasos 7 u 8 metros del coche.

León-Berg-En-Dal-Kruger

Ahora sí, se ha hecho la hora de dirigirnos al Campamento Berg-En-Dal. Mientras esperamos a que se hagan las 14:00 pm para hacer el check-in, aprovechamos para comer algo y recorrer sus instalaciones. Como el resto de campamentos principales, Berg-En-Dal dispone de restaurante, supermercado, piscina, salas de exposiciones de fauna salvaje, etc. También cuenta con gasolinera y se puede pagar con tarjeta en todos los establecimientos.

Campamento Berg-En-Dal-Kruger

Otro de los motivos de regresar y hacer otro safari por libre en Kruger, ha sido poder enseñar las maravillas naturales que ofrece esta reserva a unos amigos. Por ello, en esta ocasión optamos por reservar una casa tipo chalet para cuatro personas. El precio de este tipo de alojamiento es de unos 40€ por persona y noche. Lo cierto es que dispone de un amplio salón, dos habitaciones, ducha, baño, zona de terraza, barbacóa, etc. Muy completo e ideal para compartir con amigos o familiares.

Búfalos-del-cabo-Berg-En-Dal-Kruger

Después de comer, nos dirigimos al mirador que tienen todos los campamentos. Sorprendentemente, encontramos al tercero de los Big Five estando dentro del campamento. No lo esperábamos pero bienvenidos sean los búfalos del cabo. Se encontraban a unos cien metros, en una pequeña charca procedente de un afluente de Crocodile River. Tras dejar el equipaje en nuestro chalet de Berg-En-Dal y tras haber repuesto las fuerzas, nos disponemos a emprender el segundo safari del día. Lo más esperado por todos, ocurriría esa misma tarde, justo antes de caer el sol.

SAFARI POR LIBRE EN KRUGER: ¡Y POR FIN, EL LEOPARDO!


El safari de la tarde suele ser más corto que el de la mañana. Al tomar posesión del alojamiento pasado el mediodía, comprar provisiones para la barbacoa de la noche, etc., salimos alrededor de las 15:00 pm a recorrer de nueva el área de Berg-En-Dal. Al ser el cierre de puertas a las 18:00 pm, disponemos de sólo 3 horas para realizar nuevas rutas. La mañana ofrece unas 6-7 horas si madrugas y aprovechas al máximo. Pero esto no quiere decir que por la tarde no sea productivo. De hecho, el atardecer es la hora propicia para ver encontrarte a los grandes felinos en plena activación.

Jirafa-Berg-En-Dal-Kruger

De nuevo, las carreteras de asfalto (H3-S110), nos ofrecieron los mejores avistamientos. Volvimos a ver al rinoceronte con su cría, al león que ya llevaba como unas 10 horas tumbado en actitud perezosa y también el cuarto de los Big Five, una señora elefante que también caminaba con su cría con su peculiar paso lento y despreocupado.

Elefantes-Berg-En-Dal-Kruger

Otro gran depredador hizo su aparición al lado de la carretera. Uno que es capaz de intimidar hasta un león. Hizo acto de presencia una hiena manchada, cuya actitud era la de comenzar a buscar su cena. No paraba de oler a su alrededor, mover las orejas hacia adelante y mirar atentamente a un lado y al otro. Sin duda, es un animal que intimida pero igualmente precioso.

Hiena-Berg-En-Dal-Kruger

La luz se iba desvaneciendo, el tiempo se nos acababa y decidimos emprender el camino hacia el Campamento Berg-En-Dal de nuevo. Como suele ocurrir, apuramos tanto que íbamos con el tiempo justo para llegar. Justo antes de la última curva, a falta de menos de un kilómetro de la entrada y con 5 minutos de margen, hace su aparición el quinto de los Big Five.

Leopardo-Berg-En-Dal-Kruger

Delante nuestro y saliendo de la vegetación seca del margen de la carretera, aparece el imponente y ansiado leopardo. Comprobamos que comienza a andar por la carretera hacia nosotros, detenemos el coche, metemos la marcha atrás y lo acompañamos durante unas decenas de metros. Estando a nuestro lado conseguí hacer una fotografía que ya queda para el recuerdo. Un momento emocionante, no puedes imaginar lo que se siente al poder contemplar a este esquivo felino. Su forma de andar, su mirada penetrante. Un atardecer mágico que no olvidaremos nunca.

Berg-En-Dal ha sido todo un acierto. Elegirlo para comenzar nuestro segundo safari por libre en Kruger no pudo resultar mejor. Pero hay que recordar que la suerte influye y mucho. Elegir las carreteras y las sendas adecuadas no siempre es garantía de éxito. También hay que elegir el momento preciso. Si hubiésemos pasado 30 segundos antes en dirección al campamento, sin lugar a dudas no habríamos podido disfrutar del impresionante leopardo. No te pierdas el resto de rutas que vamos a ir publicando. Podrás encontrarlas en el reportaje completo de nuestros safaris por libre en Kruger, Sudáfrica. ¡Un saludo viajeros!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Miguel En Ruta es un blog alojado en Blogger (servicios de Google). Por tanto, su apartado de comentarios de carácter nativo cumple con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos vigente en Europa desde el día 25 de mayo de 2018. Con tu cuenta de usuario de Google +, podrás comentar con total confianza y yo, (Miguel Angel Cartagena Salgado), como responsable de este blog tan solo responderé a tus consultas y dudas viajeras. No recibirás ningún correo de carácter promocional. Solo si tú nos lo solicitas expresamente, te aportaremos la información que nos solicites para aconsejarte y ayudarte con tus futuros viajes, siempre que esté en nuestras manos.

IMPORTANTE: No olvides consultar la política de privacidad, cookies y aviso legal, justo debajo de la casilla de comentarios.

Trabaja con nosotros