jueves, 20 de marzo de 2014

Wat Saket: "El Templo de la Montaña Dorada"

Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia

El Monte de Oro fue una vez el lugar más alto de Bangkok, se dice que su templo alberga algunas de las reliquias sagradas de Buda y que un árbol brota en sus jardines nacido del árbol bodhi, el lugar donde Buda alcanzó la iluminación. Muchas son las historias que nos hablan de este templo, uno de los más venerados de la ciudad y por ello en este artículo os hablamos de él considerándolo como uno de los imprescindibles si visitas la capital tailandesa. Os presentamos el Wat Saket, conocido como el Templo de la Montaña Dorada


Para llegar al Wat Saket desde la zona antigua de Bangkok no necesitaremos transporte. Se encuentra a tan solo 11 minutos a pie del Monumento a la Democracia y a 15 minutos de la popular Khao San Road. Por el contrario, si nos alojamos en la zona comercial  de la ciudad como la Calle Silom deberemos coger un autobús que nos llevará al destino en unos 30 minutos. (En los enlaces os he dejado las rutas a seguir que nos recomienda google maps).

La peculiaridad de este complejo monástico, a diferencia de otros templos, es la montaña artificial de 80 metros sobre la que se levanta la gran estupa dorada del Wat Saket. Hace ya mucho tiempo de esto, Ayutthaya dejó de ser la capital del hasta entonces conocido Reino de Siam tras las batallas y saqueos de la vecina Birmania (Myanmar). Buscando regiones más tranquilas y prosperas la capital se trasladó al sur hasta Thonburi, a orillas del Río Chao Praya. Hablamos de finales del siglo XVIII cuando el Rey Rama I traslado la capital a Bangkok y anexionó la antigua capital levantando un templo que serviría de puerta de entrada a la ciudad.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_1

Hay algo que no llegamos a entender demasiado bien después de contemplar la impresionante arquitectura tailandesa. Puede que hasta la fecha no se hubiera llevado a cabo una obra de estas características en el país y el desconocimiento provocara que la montaña se derrumbara tiempo después. En principio la montaña se levanto artificialmente con ladrillo, barro y otros materiales pero el problema surgió por construirlo sobre un terreno excesivamente blando lo que lo llevo al derrumbe. Posteriormente los restos se apuntalaron con troncos de madera para hacerla más sólida dando así con una solución más fiable y con la que parece que se asentó el terreno definitivamente.  


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_2
Foto: Luigig


Hoy día el terreno donde se encuentra el complejo está repleto de vegetación lo que hace bastante agradable la visita, el entorno se transforma y descubres un lugar aislado en medio de la bulliciosa y gigantesca jungla de asfalto llamada Bangkok. Increíblemente te adentras en él y todo es bastante más silencioso, ideal para escapar por unas horas del intenso tráfico de la ciudad.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_3

A los pies de la montaña encontramos una pequeña representación del complejo donde destaca la impresionante estupa a la que estábamos a punto de acceder pero para ello hay que armarse de paciencia y ahora os explico porqué.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_4


Nos situamos delante de la escalera custodiada por dos leones mitológicos, es el turno de subir los más de 300 escalones que nos conducirán al punto más alto. En otras circunstancias podría parecer sencillo pero si os encontráis en un país donde la temperatura de 25-30 ª está acompañada por un 80-90 % de humedad la cosa se complica un poco. No quiero decir con esto que haya que entrenarse para subir esta montaña pero si conviene decir que hay que tomárselo con calma, especialmente aquellas personas limitadas físicamente por cualquier cuestión, ya sea edad, enfermedad, etc. ya que no sería raro pensar en un golpe de calor provocado por el esfuerzo que requiere esta subida. no me cansaré de recomendar que llevéis siempre con vosotros en estos destinos una botella de agua para hidrataros en cualquier momento.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_5

Mientras ascendemos nos vamos encontrando pequeños altares y campanas que llaman a la oración. Resulta impresionante escuchar el sonido que producen las campanas en medio del silencio que invade el lugar. Para comprenderlo no hay nada mejor que visitar un templo asiático, resulta impactante cuando lo vives por primera vez.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_6

Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_7

Mientras seguimos ascendiendo os cuento algo que os comentaba anteriormente. A finales del siglo XIX se descubrieron en Piprahwa, en el estado indio de Uttar Pradesh y muy cerca de la frontera con Nepal, los restos de las reliquias de Siddhartha Gautama (Buda). Este hallazgo fue llevado a cabo por el imperio inglés el cual tomo posesión de dichos bienes y consideró, entre otros lugares, al Wat Saket como un buen lugar para custodiar parte de estas reliquias. No es de extrañar la importancia que tiene este templo para los habitantes devotos y seguidores del budismo tras este descubrimiento.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_8


Nos encontramos muy cerca del final, la construcción blanca que soporta la estupa se deja ver con más claridad. Fue pintada de este color para que se pudiera ver desde cualquier parte de la ciudad a diferencia de otros coloridos templos que pasarían desapercibidos si nos encontramos a gran distancia.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_9
Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_19


Y por fin la impresionante campana se encuentra ante nuestros pies, todavía más deslumbrante que cuando la vimos por primera vez desde la parte baja de la montaña. He de decir que, tras observar la campana lo siguiente fue contemplar las estupendas vistas que nos ofrece este mirador de 360 º sobre la ciudad de Bangkok. Una vista panorámica muy recomendable que no tiene demasiado que envidiar a otros miradores situados en edificios mucho más altos.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_10

Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_11

Viendo la vegetación que rodea el complejo recordamos que entre todos esos árboles se encuentra un hijo del sagrado Árbol Bodhi. Para quien no lo tenga muy claro fue el árbol donde Buda se sentó a meditar, a reflexionar sobre todo lo que tiene que ver con este mundo, a aprender a separar lo realmente importante de lo superficial. Debajo de este árbol y en compañía de la reina de las nagas alcanzó por fin la iluminación surgiendo con ella el budismo que hoy conocemos. Lamentablemente no lo descubrimos hasta tiempo después de nuestra visita pero ahora vosotros lo sabéis y podéis pedir que os lo enseñen. Si lo hacéis acordaros de esta lectura y mandarme una foto para que yo también lo vea.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_12


Como en la mayoría de templos os encontraréis con un montón de reliquias y souvenirs que podréis llevaros a casa si os gusta el arte asiático. También encontraréis un cajón sujeto por una figura donde podéis depositar vuestra donación para los monjes, no es obligatorio, tampoco os dirán nada si no lo hacéis pero, por estas mismas razones, no estaría mal dejar 20 baths (50 céntimos de euro) ya que nos abren las puertas de su casa.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_13
Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_14


Tras la visita al templo decidimos quedarnos un rato observando las vistas, recuerdo que una vez fue la puerta de entrada a la capital y esto me hace pensar en los que están dentro y los que se quedan fuera al observar al fondo los imponentes rascacielos de Bangkok mientras que al mirar hacia abajo encontramos una ciudad totalmente diferente. Lamentablemente las clases sociales no son cuestión de épocas ni lugares, sino de la voluntad humana de nuestros gobernantes que aún nos mantienen sociálmente divididos.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_15
Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_17

No quería despedirme sin dejaros una última foto que he compuesto para vosotros sobre un elemento que siempre me ha encantado de estas culturas, podría ser un excelente objeto de decoración pero principalmente, si resulta impactante escuchar las campanas de un templo, el sonido de un gong va todavía más allá, simplemente su sonido es mágico y por ello he dedicado un tiempo merecido a uno de los que encontraréis si visitáis este templo.


Wat-Saket-Golden-Mount-Bangkok-Tailandia_18


Otro imprescindible que no debe faltar en vuestras rutas por Bangkok. El Wat Saket, conocido como el Templo de la Montaña Dorada, seguro que no os decepcionará si habéis llegado a la ciudad en busca de ampliar vuestros conocimientos sobre la cultura tailandesa. Recordad si visitáis el templo que no tuvimos la oportunidad de contemplar el árbol sagrado ¿Nos enseñaréis una fotografía?. ¡Un saludo viajeros!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Trabaja con nosotros