lunes, 20 de febrero de 2012

Camboya, "mucho más que Angkor"


No me cabe duda a día de hoy de que Camboya es mucho más que los bellos Templos de Angkor. Después de los dos viajes que he podido realizar a este país he tenido la suerte de dar con personas que me han ayudado mucho a entender la situación que se vive en la actualidad.

Puerta Sur Angkor Thom

Como es habitual, uno cuando piensa en Camboya piensa en Angkor. Ese fue nuestro primer viaje pero no sería el último. He de admitir que la arquitectura de la ciudad antigua es impresionante. Ya tuvimos la oportunidad de encontrarnos con dicha arquitectura en ciudades como Ayutthaya (Tailandia) donde las huellas del imperio khmer quedaron reflejadas.

Puente Naga Angkor Wat

Es indiscutible, Angkor es espectacular. En cualquier caso sentí desde el minuto "0", cruzando la frontera entra Tailandia y Camboya que no iba a ser solo un viaje el que haría al país. Cruzar las fronteras a pie te da una percepción muy diferente a entrar por un aeropuerto.

Frontera Tailandia-Camboya

La primera ciudad que te encuentras es Poipet. Allí ya nos dimos cuenta de que hay una país que no se conoce. Iba con la idea de visitar Angkor pero lamenté no tener más tiempo para recorrer otros lugares. En cualquier caso fue increíble y nos despedimos con la certera sensación de que íbamos a volver.

Kingdom Gate Camboya

Y así fue. Nuestro primer viaje fue en el 2009 y dos años mas tarde estábamos de vuelta. Esta vez si entramos por el aeropuerto. Nuestro primer destino era la capital y veníamos de Kuala Lumpur (Malasia). Demasiado lejos para ir por carretera.

Phnom Penh es impactante, como muchas capitales asiáticas, muestra sus dos caras. Una cara majestuosa donde los templos y palacios te deslumbran a tu paso y una capital a pie de calle con sus mercados y gentes de aquí para allá ajenos a la visita de un viajero como yo.

Palacio Real Phnom Penh

Central Market Phnom Penh

Una buena sensación. Poder mezclarte con ellos y sentirte como una mas te hace pensar que el mundo es un buen lugar para vivir y que los límites y las fronteras nos las marcamos nosotros mismos.

Demasiadas cosas quería hacer yo en este segundo viaje. Una de mis grandes ambiciones, a parte de contemplar la exhuberante naturaleza del país, era visitar la región de Kratie para observar (si se dejaban) los delfines de Irrawaddy. Una especie lamentablemente en peligro de extinción. También queríamos visitar lugares perdidos más antiguos incluso que Angkor.

Pero como suele suceder en este tipo de viajes tuvimos que cambiar el chip. Comprobamos una vez allí que no iba a ser posible hacer esas rutas ya que eran distancias muy largas por pistas de tierra en época de monzones. Cabía la posibilidad de ni siquiera llegar a estos lugares. Esto, unido a las malas combinaciones de horarios en nuestro caso nos hizo cambiar el recorrido.

Después de visitar la capital decidimos dirigirnos a Siem Reap. ¿Por qué volvimos como en el primer viaje hasta la localidad cercana de Angkor? Pensamos con acierto que esa zona todavía tenía muchos sitios interesantes que visitar.

Destinos que tuvimos la posibilidad de visitar en la zona fueron el Parque Nacional Kullen, cuna de la civilización Khmer, Kompong Phluk Floating Village, la aldea flotante del gran Tonle Sap, para descubrir la vida acuática de sus habitantes y el Museo Nacional de Angkor en Siem Reap.


Phnom Kullen Nacional Park




Naturaleza en estado puro mezclada con unas pinceladas de historia que nos dieron una percepción mas real del país.

Otro de los lugares previstos en nuestro nuevo itinerario fue el Museo de las Minas Antipersona. Que decir... tanta crueldad, impactante y descorazonador. Al menos pude hacer un artículo para dar a conocer la situación en la que viven a día de hoy muchas familias camboyanas. Las minas antipersona no están pensadas para matar, están pensadas para mutilar y provocar sufrimiento de por vida a las víctimas y a sus familias. El Soldado Perfecto es un artículo en el que podrás conocer parte de esta historia.

Landmine Museum Cambodia

Después de este segundo viaje no me cabe duda de que me queda mucho por ver y de que no será la última vez que pise la tierra roja camboyana.

Por último, un blog, "Viaje a la tierra del antiguo imperio Khmer". Aquí os cuento con detalle todo lo que he visto con mis ojos y lo reflejo a través de fotografías y vídeos acompañados de relatos que, no me cabe duda, despertarán en quien los lea las ganas de visitar la bella Camboya.

11 comentarios :

  1. Camboya es maravillosa tienes mucha suerte de haberla visitado y encima en varias ocasiones.Es uno de mis lugares del mundo favoritos y aun no he tenido ocasión de visitarlos. ¿Donde iras la próxima vez de viaje?

    ResponderEliminar
  2. Si tienes la ocasión no la dejes escapar. A parte de los Templos de Angkor te fascinará su naturaleza. Hay algo en su tierra rojiza que te engancha.

    Mi próximo viaje depende de muchos factores pero la preferencia es India, Nepal, Bután, Indonesia.

    Todavía queda mucho por ver pero si tengo que elegir prefiero espacios naturales a junglas de asfalto.

    ResponderEliminar
  3. Es terrible que en medio de tanta belleza se oculte tanto dolor. Como dices tú impotencia y rabia de que todo sea tan lento y que hayan pocas manos para ayudar. Me hago eco de tus palabras cuando dices que dan ganas de maldecir a los que realmente tienen mucho que ver en esto. Es Camboya el lugar donde se contraponen lo hermoso y lo terrible del poder de crear que posee el hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto amigo!

      Como siempre no interesa que países subdesarrollados puedan llegar a valerse por si solos.

      El mundo ha cambiado si... ahora se consiente la opresión de una manera mas democrática.

      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Desde luego, hay mucho que ver en Camboya además de Siem Riep. Cuando estuve en la capital, me encantó poder pasearme por calles con apenas tráfico. Lo que me quitó varias noches de sueño fue visitar el centro de detención de los Khmers rojos en la capital...una barbaridad que aunque sea dura, hay que conocerla y acordarse de las pobres almas que pasaron por ahí para nunca volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, no pude visitarlo por falta de tiempo pero si me acerqué hasta el Museo de las Minas de Aki Ra e igualmente te quedas de piedra viendo los detalles de las tragedias que sucedieron y aún suceden en Camboya.

      Un saludo!!

      Eliminar
  5. Entraremos por el norte, Laos, e iremos bajando hasta llegar a la capital para de ahí marcharnos a Bangkok. Tenemos pensado estar unos 15 días por el país, tu como lo ves?

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 15 días está muy bien para una primera vez. Si luego te enganchas con el país como me pasó a mi tendrás tiempo de volver.

      Eliminar
  6. Woooww...!! Acabo de ver el vídeo de las casas flotantes y el bosque inundado..!! Que xulada Miguel..., enhorabuena a tí y a Vanesa.. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel, es un sitio muy especial en Camboya.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Vietnamitas en Madrid13 de marzo de 2014, 18:33

    Efectivamente Camboya es mucho más que los templos de Angkor, Phnom Penh es una ciudad que suele pasar desapercibidad, pero Angkor sigue siendo la estrella del país. Presente en la moneda, bandera e incluso el visado.

    Un saludo
    Vietnamitas en Madrid

    ResponderEliminar

Trabaja con nosotros